Excite

Ingresos exentos en la declaración de la renta

Como norma general todo aquel que obtenga algún tipo de rendimiento económico está obligado a realizar la presentación de la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas cada año, pero todas las normas generales tienen excepciones, y eso hace posible que determinados contribuyentes estén exentos de presentar la declaración de la renta.

Qué ingresos no hay que incluir en la declaración del IRPF

Si los ingresos que se obtienen provienen exclusivamente de rendimientos del trabajo, en el año no han superado los 22.000 euros , y provienen de un sólo pagador, no se está obligado a realizar la presentación de la declaración. Si se ha trabajado en más de una empresa en el mismo año este límite se sitúa en 11.200 euros para no tener la obligación de presentar la liquidación del impuesto.

Al margen de la obligación o no obligación de presentación de la declaración, según la naturaleza de los ingresos que se obtengan, éstos habrá que incluirlos en el cálculo o estarán exentos en la declaración de la renta según se específica en el artículo 7 de la Ley 35/2006 de 28 de noviembre y en los artículos 1 y 73 del Real Decreto 439/2007 de 30 de marzo.

Los ingresos obtenidos por los que no hay que tributar son:

  • Las cantidades percibidas por dietas y traslados.
  • Los importes percibidos como indemnización por despido.
  • Trabajos realizados en el extranjero con un límite de 60.100 euros al año.
  • Indemnizaciones por ser miembro de una mesa electoral.

Tampoco hay que declarar las cantidades que se reciban como premio por participar en determinadas loterías y los sorteos de la Cruz Roja.

Las pensiones pagadas por la Seguridad Social por orfandad, incapacidad permanente absoluta o gran invalidez, también están exentas. Cuando se perciben becas de ayuda al estudio, ayudas a deportistas de alto nivel con el límite de 60.100 euros, ayudas a las víctimas del terrorismo, ayudas en situaciones de dependencia, determinadas subvenciones públicas y determinadas gratificaciones, tampoco hay que incluirlas en la declaración.

En cuanto a los importes cobrados por indemnizaciones de seguros de siniestros de hogar, de responsibilidad civil, por seguros que cubren los gastos de enterramiento, y por seguros de vida cuando no se es el tomador del mismo, también están exentos del IRPF.

En el apartado de inversiones también hay algunas que están exentas, siendo la más habitual por el número de contribuyentes a los que afecta las ganancias obtenidas por la venta de la vivienda habitual, siempre que ese importe se reinvierta en otra vivienda o que el titular sea mayor de 65 años.

Es conveniente comprobar los certificados de retenciones

Hay que tener en cuenta que todos estos ingresos reflejados con anterioridad pueden aparecer en los certificados de retenciones, pero ha de ser el propio contribuyente el que conociendo la naturaleza del ingreso y siendo conocedor de que están exentos en la declaración de la renta el que no ha de incluirlos en su liquidación.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017