Excite

¿Francia, la nueva Grecia?

  • Getty Images

Desde el estallido de la crisis económica, países como Grecia, España, Italia o Irlanda, llevan soportando gran parte de las culpas del estancamiento de la Unión Europea, y han llegado a denominarse como PIGS (cerdos, en ingles). Pues bien, la sorpresa ha llegado cuando el ministro de trabajo de Francia, Michel Sapin ha reconocido que el país está "totalmente en quiebra".

Así lo reconocía el titular de la cartera de Trabajo en una entrevista de radio, a lo que añadía que el principal objetivo de Francia debería ser trabajar para reducir el déficit para evitar la tan temida bancarrota.

Las declaraciones de Sapin tienen especial importancia si se contextualizan con el reciente conflicto en Mali, que podía haber sido una cortina de humo para distraer la atención de los franceses. Además, la situación no deja bien parado al presidente François Hollande, quien desde su investidura ha prometido no recortar en el estado del bienestar y se ha propuesto reducir la deuda del país en 60.000 millones de euros en los próximos cinco años.

Ante el pánico desatado por las declaraciones de Sapin, éste se apresuró a decir que lo había dicho de forma "irónica" y que hacía referencia a las palabras pronunciadas por François Fillon en septiembre de 2007. No obstante, las dudas sobre Francia y la estabilidad de su economía no se han disipado.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017