Excite

Franquicias de ropa: rentabilidad y éxito

Las franquicias de moda son un tipo de negocio de primera necesidad que segura la entrada continua de clientes en cualquier momento del año permitiendo una buena rotación de productos. En este sector existen franquicias de ropa bajo marca conocidas que abalan la calidad de las mercancías y resuelven el problema de darse a conocer durante los inicios del negocio.

Entre las más destacadas por su relevancia está la franquicia de Adolfo Domínguez. Además de controlar la fabricación de las prendas posee una red de distribución propia para poder abastecer tanto a sus propias tiendas como a las franquicias. Este es uno de los aspectos que ofrece a los nuevos emprendedores además de trabajar de forma conjunta en el diseño de escaparates y decoración interior. Desarrolla proyectos de formación para la comercialización de los productos y gestión del negocio para los franquiciados. La inversión no requiere de canon de entrada, derechos de explotación ni canon de publicidad, invirtiendo únicamente 721 € por metro cuadrado para el acondicionamiento del local, que debe tener al menos 100 m2.

La marca de moda francesa Kookaï, que comienza a expandirse en España, destaca por la venta de diseños exclusivos y elegantes para mujeres de diferentes sectores adquisitivos. El objetivo de la empresa en España es ampliar su red de tiendas, y por ello ofrece a los emprendedores la posibilidad de trabajar en su sector mediante las franquicias sin pagar ningún tipo de derechos de explotación. La inversión total son 150.000 € exigiendo unas dimensiones mínimas de local de 150 m2 dentro de una zona comercial de la ciudad.

Dentro de las franquicias de baja inversión, destaca la firma italiana L’Officina Della Moda. Su estilo de moda radica en la originalidad de corte italiano, con carácter exclusivo y favorecedor de la relación calidad-precio. Su relación con los franquiciados requiere buena comunicación en todo momento mediante sistemas informatizados para poder mantener un estilo unitario en todos los establecimientos.

El inversor tiene la posibilidad de devolver las prendas no vendidas al final de temporada con un porcentaje del 30% del total. La inversión en la franquicia es de 20.000€ más el mobiliario. Los locales deben tener al menos 50 m2 y disponer de escaparates.

También destaca la franquicia española Amichi, que también diseña para hombre y niño. Las ventajas de esta franquicia son la disposición de su cadena de distribución, formación continua para los empleados, diseño conjunto del interior del local, desarrollo de plan de marketing para la tienda, reposición eficiente del producto y la respuesta inmediata mediante un buen sistema informático. Esta franquicia tiene unos derechos de explotación de 1000 € semestrales con una inversión total de 500 € por metro cuadrado. Los locales deben tener un mínimo de 150 m2 y estar en primera línea comercial disponiendo al menos de 6 metros de fachada.

Estas son las franquicias de ropa más destacadas de las que es necesario consultar las condiciones y seleccionar la franquicia que mejor se adapte a su estilo de negocio.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014