Excite

Freakonomics o el lado oculto de la economía

¿Qué es más peligroso, una pistola o una piscina? ¿Qué tienen en común un maestro de escuela y un luchador de sumo? ¿Por qué los traficantes de droga siguen viviendo con sus madres? Éstas son algunas de las sugerentes preguntas que el economista Steven Levitt y el periodista Stephen J. Dubner plantearon en su libro Freakonomics.

Aquello fue en el año 2005 y el abrumador éxito que su iconoclasta punto de vista cosechó en todo el mundo les ha llevado a escribir una segunda parte de su best-séller. Esta vez se llama SuperFreakonomics (Editorial Debate) y promete no defraudar a ningún lector.

Para ello, los autores de Freakonomics se sirven de estadísticas elaboradas para los más variados propósitos y mediante una lógica muy particular cruzan los datos y extraen conclusiones de lo más variopinto. Conclusiones que, por otra parte, chocan frontalmente con alguna de las verdades intocables de la economía.

Posiblemente, muchas de las teorías que se leen en Freakonomics sean equivocadas, pero el verdadero propósito del libro no es demostrar grandes verdades sino plantear nuevas posibilidades e incitar al pensamiento alternativo. Los lectores de este fenómeno no vuelven a ver el mundo de la misma manera.

Y eso se debe a que Freakonomics hace evidente el poder de los incentivos y la tensión económica que subyace en todas las actividades a partir de sus provocadores interrogantes, del tipo: ¿Qué tiene que ver la crisis con el precio del sexo oral en Chicago? o ¿por qué debería hacerse un seguro de vida un terrorista suicida?

Imagen: Freakonomics.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017