Excite

Grecia asegura que acelerará las reformas para no perder el apoyo de la UE

  • Foto:
  • monumental.co.cr

La situación de Grecia, que ha estado a punto de caer en la quiebra y la bancarrota, aún no está fuera de peligro. Si bien es cierto que, tras el voto de confianza otorgado al gobierno heleno desde Berlín y París, los problemas financieros de los griegos pintan un poco menos negros. Por su parte, desde el Ejecutivo griego se han comprometido a acelerar las reformas prometidas a cambio de la ayuda económica de la Eurozona, y ya han asegurado que Grecia asumirá su responsabilidad cumpliendo con su palabra, aunque eso sí, a cambio de que los socios del euro cumplan también con sus promesas.

El primer ministro griego, Yorgos Papandréu, suspendió un vuelo de Londres hacia Nueva York, donde iba a participar en la Asamblea General de la ONU, para regresar a Atenas y convocar una reunión ministerial de emergencia. Esta reunión, realizada para pulir medidas que ayuden a que Grecia reciba la sexta parte del primer rescate, 8.000 millones de euros, sirvió también como escenario de debate para la reducción del sector público, que deberá contraerse un 50% hasta 2015, tanto con el cierre de empresas estatales como con la reducción de los sueldos y las pensiones. Y es que Grecia no tiene otra opción ya que necesita el dinero del rescate para poder pagar las nóminas en el sector público en el mes de octubre, y de este modo, evitar la quiebra del Estado.

Otra de las medidas de austeridad previstas y debatidas en el consejo, ha sido el especial impuesto inmobiliario, anunciado esta semana, y que deberán abonar todos los propietarios de bienes inmuebles. Un impuesto que ha provocado duras críticas y numerosas huelgas en Grecia, que se unen además a las de los funcionarios griegos. Por su parte, el ministro de Finanzas heleno, Evangelos Venizelos, ha asegurado que estas medidas son una muestra de la nueva estrategia de Grecia en cuanto a reducción de gasto público, ya que según Venizelos, el país debe asumir tres decisiones estratégicas para empezar a recuperarse. Estas estrategias, que pasarían por alcanzar los objetivos fiscales de 2011 y 2012, conseguir un superávit primario y avanzar con las reformas estructurales, serían, según indicó el ministro, la única salvación de los griegos.

Venizelos, que no dudó en asegurar que esas tres estrategias son la forma de que Grecia permanezca en la zona euro y deje de humillarse, agregó además que el país debería convertirse en un territorio productivo. Del mismo modo, el ministro criticó duramente a quienes vertían rumores sobre Grecia, empezando por los políticos internacionales y acabando por los propios líderes griegos. Esta crítica ha venido en referencia a las recientes declaraciones del jefe de la oposición conservadora, Antonis Samarás, que pidió elecciones anticipadas ante la mala marcha del país.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017