Excite

Grecia podría quedarse sin su rescate debido a los conflictos entre países

  • Foto:
  • eleconomista.es

Los problemas de la Eurozona parecen no acabarse nunca, especialmente en lo que concierne a Grecia y a la situación crítica que vive el país heleno. Si el pasado 21 de julio los países miembros de la UE anunciaron la aprobación conjunta del segundo paquete de préstamos a Grecia, por un montante de 159.000 millones, ahora este rescate se encuentra en grave peligro. Y es que los estados no están dispuestos a consentir el trato de favor hacia Finlandia, que firmó bilateralmente y en secreto un pacto con el país heleno, según el cual Atenas aceptaba que Finlandia retuviera un 20% del préstamo y lo depositara en títulos de máxima solvencia (AAA) como garantía adicional al crédito.

La tormenta se desató pronto al hacerse pública la noticia, y los gobiernos de Holanda, Austria, Eslovaquia y Eslovenia hicieron saber que reclamarían garantías semejantes al Ejecutivo griego. En cuanto a esto, la ministra austriaca de Finanzas, Maria Fekter, no ha tardado en exigir que los países con poca exposición a la deuda soberana griega, como Finlandia o la propia Austria, tengan derecho a reclamar garantías a Grecia mientras que los pilares europeos como Alemania, Francia e Italia, presten sin exigir garantías ni depósitos del 20% en efectivo. Una propuesta que ha despertado la ira de Francia y Alemania.

Entre otros, el ministro de Finanzas holandés, Jan Kees, no ha tardado en asegurar que desde Holanda nadie apoyará esta propuesta de su homóloga austriaca que roza el absurdo, ya que esta medida es completamente incompatible con el principio de igualdad de trato entre todos los países de la zona euro. Kees, que consideró ilegal el acuerdo entre Finlandia y Grecia, ha obtenido el apoyo del Gobierno alemán, que no ha dudado en mostrar su indignación a través del ministerio de Finanzas. Y es que para el Ejecutivo alemán un acuerdo bilateral no puede suscribirse en detrimento de los demás estados miembros jamás, y menos sin haber sido explicado al resto de países de la Eurozona.

La cosa no ha terminado ahí, ya que la situación ha recibido de nuevo las feroces críticas del Bundesbank, el banco central alemán, que ha cargado duramente contra los políticos europeos por debilitar la disciplina fiscal. Desde la entidad bancaria han afirmado que con todo el proceso del rescate griego, además de con la compra de deuda española e italiana, se ha producido una transferencia de riesgos a los países prestatarios y a sus contribuyentes, de cara a cubrir unas finanzas públicas llenas de debilidad y a algunos países que han cometido graves errores económicos. Unos errores que ahora toda la Eurozona debe cargar a sus espaldas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017