Excite

Hipotecas para no residentes: más fácil de lo que crees

Las hipotecas para no residentes son las grandes desconocidas por la sociedad española. El motivo es que está destinada tanto a extranjeros como a españoles que no viven en el territorio nacional. Es decir un marroquí o un alemán que están empadronados en Madrid buscarán otro tipo de producto financiero.

Trámites desde el extranjero

Lo importante de las hipotecas para no residentes es la residencia fiscal. Esto es, hay que vivir fuera. Los españoles expatriados pueden comprar una casa para cuando vuelvan de su proceso de emigración. Mientras los extranjeros, como alemanes o británicos, buscan comprar una casa en las costas españolas para su jubilación y este tipo de producto es el ideal para ellos.

Lo más complejo de este tipo de hipotecas son los trámites burocráticos ya que son desiguales. Dependen del país donde tenemos la residencia fiscal para poder ejecutar el préstamo. Por tanto no será igual los requerimientos en México o Brasil que en Alemania o Turquía.

No todos los bancos españoles dan hipotecas para no residentes. Además no son al 100 % de la casa. El máximo al que podremos optar es al 80 % del inmueble. Por tanto tendremos que tener en cuenta que al menos tendremos que depositar un 20 % por la entrada.

Otro de los requisitos para una hipoteca de este tipo es el poder notarial. Debido a que el que la solicita puede vivir muy lejos, incluso en las antípodas de España, no siempre va a estar presente en la ejecución. Por eso necesitará enviar tanto los originales como de un cuerpo notarial en ambos países.

A través de un familiar

Las hipotecas para no residentes son complejas de ejecutar y tienen más problemas económicos (intereses y menor cantidad prestada). Por tanto si eres un español expatriado la mejor opción es buscar un familiar de confianza para poder pedirla. Eso sí, con él tendrás que realizar un trato legal para evitar dejarle en la ruina.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017