Hipotecas sin aval en 2011 ¿Aún existen?

Uno de los temas más controvertidos a la hora de ir a pedir una hipoteca siempre ha sido el aval bancario. Este aval se puede definir como aquel inmueble totalmente ajeno al proceso de compra-venta y que sirve como garantía para el futuro pago de la hipoteca contratada. Aunque difícil de encontrar existen las hipotecas sin aval en el 2011.

Según la ley vigente un préstamo hipotecario no necesitará de ningún tipo de aval cuando el valor prestado no supere el ochenta por ciento del valor total del inmueble a comprar, por tanto la necesidad o no de dicho aval vendrá definido por este porcentaje.

Desde hace pocos años los cambios acaecidos en nuestra sociedad, como la llegada de inmigrantes que quieren acceder a la propiedad de una vivienda y que no disponen de posesiones anteriores o de familiares que les puedan servir de avalistas, han hecho que las condiciones para acceder a este tipo de préstamos hayan cambiado.

Antes del estallido de la burbuja inmobiliaria este tipo de crédito había proliferado mucho. Para concederlo las instituciones financieras se aseguran su cobro a través de la contratación de un seguro de crédito hipotecario. Este seguro se encarga de garantizar al prestamista el cobro de sus cuotas en caso de que el contratante no se haga cargo de ello.

Las hipotecas sin aval en 2011 sobre todo se conceden en la contratación de hipotecas jóvenes y son perfectas para aquellas personas que no dispongan de ninguna posesión anterior o alguna persona que pueda asegurar que cubrirá el pago de sus cuotas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014