Excite

Hoy acaba el plazo para la Renta con domiciliación bancaria

  • © Getty Images

La Campaña de la Renta 2015, que se abrió el pasado día 7 de abril, termina oficialmente el próximo 30 de junio. Sin embargo, para las declaraciones o las confirmaciones de borrador que resulten a ingresar con domiciliación bancaria, el plazo termina hoy 25 de junio.

Las declaraciones con resultado a ingresar pueden presentarse hasta el 30 de junio, fraccionando el pago y domiciliando el segundo plazo. Pero se puede pagar de otras maneras: en efectivo, mediante un cargo en la cuenta corriente o con otras formas especiales de pago. Para estas últimas hay que solicitar el Número de Referencia Completo en la sede electrónica de la Agencia Tributaria o en las entidades bancarias colaboradoras. Hay que recordar que el pago ha de efectuarse el mismo día en que se presenta la declaración.

Cuando el resultado es a devolver, lo habitual es recibir el pago mediante transferencia bancaria, aunque en casos extraordinarios es posible hacerlo mediante un cheque nominativo del Banco de España, por ejemplo en los casos en que el contribuyente no tenga cuenta abierta en ninguna entidad bancaria colaboradora. Para ello es necesario hacerlo constar en escrito dirigido al titular de la Administración de la Agencia Tributaria correspondiente al domicilio habitual en el momento de hacer la declaración de la Renta.

El plazo habitual para cobrar la devolución es de seis meses a contar desde el día de la presentación. Este año las primeras devoluciones llegaron el 8 de abril, al día siguiente de abrirse la Campaña. En algunos casos, si la Agencia Tributaria tiene que realizar comprobaciones de datos, el plazo puede aumentar.

Fotogalería: ¿Para qué sirven los impuestos y qué se paga con ellos?

No está de más recordar que, si no se presenta la declaración estando obligado a ello, puede enfrentarse a sanciones y recargos. Si sale a devolver y se presenta voluntariamente pero fuera de plazo, la sanción asciende a 200 euros que pueden quedarse en 70 con las reducciones. Si sale a pagar, los recargos van del 5 al 20% más intereses de demora. Si es a pagar y es Hacienda quien la requiere, además habrá que abonar el recargo de apremio.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017