Excite

Ibex 35 sobrevive al tsunami nipón

El Ibex 35 lleva semanas deprimido y no consigue levantar cabeza a pesar de los datos alentadores sobre la recuperación económica. En las últimas tres semanas el selectivo español se ha dejado un 6% y si sigue este ritmo pronto perderá todas las ganancias acumuladas a principios de año, cuando parecía que éste iba a ser el año de la renta variable en nuestro país.

Y sin embargo, parece que los sustos y el letargo seguirán siendo pan de cada día en el parquet español. A la espera de novedades en las cumbres europeas, el Ibex 35 no gana para sustos y cuando todavía no se ha recuperado del impacto de la subida del precio del petróleo por las revueltas en el norte de África, el tsunami japonés vuelve a disparar las alarmas.

Y eso a pesar de que hoy el Ibex 35 ha sido capaz de cerrar en verde la sesión, desmarcándose del resto de selectivos. Alentada por los bancos y por la entrada de Qatar en el accionariado de Iberdrola, la bolsa española se ha apuntado un 0'17% al final del día, frente a las importantes pérdidas registradas en Alemania o Japón.

Sin embargo, el alivio diario no permite sentirse optimista de cara al futuro. La evolución de los tipos de interés y de la deuda soberana pondrán a prueba la resistencia del Ibex 35, que actualmente flota por encima de los 10.400 puntos y que se ha marcado como objetivo no descender de los 10.300 en los próximos días.

Una voluntad defensiva que denota los ánimos de los inversores españoles y que contrasta con el comportamiento de la bolsa en el largo plazo. Y es que esta misma semana se han cumplido dos años desde que el Ibex 35 marcara su nivel más bajo en toda la crisis. El 9 de marzo de 2009 la bolsa española caía hasta los 6.817 puntos, por lo que la recuperación en apenas 24 meses ha sido espectacular. La pregunta ahora es si todavía le queda margen de crecimiento a una bolsa tan peculiar como la española.

Imagen: europapress en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017