Excite

Fechas para pagar los impuestos de autónomos

Ser independiente y crear tu propia empresa tiene muchos beneficios sociales y económicos. Sin embargo aparecerán en tu nueva vida los impuestos de autónomos, unas tasas que no existían cuando trabajas para otros pero que a partir de ahora formarán parte de tu nueva vida. Conoce qué pagos hay que hacer y cuáles son las fechas límites.

Atento a la primera mitad del año

Los impuestos de autónomos comienzan en el mes de enero. Para muchas familias estos primeros treinta días son una cuesta, para los empresarios independientes una montaña si no se han preparado antes. Y es que desde el 1 hasta el 31 de enero tienen que hacer la autoliquidiación anual de todas las operaciones realizadas durante el año anterior.

Las operaciones de cada mes también se tienen que presentar a lo largo del resto del año con el modelo 303. Está la posibilidad de presentarlos trimestralmente. Si es cada 30 días, la fecha límite es el 21 de cada mes (21 de febrero, 21 de marzo, 21 de abril...).

Por otro lado, si eres autónomo, tienes negocios en España pero vives en el extranjero, el 31 de marzo es el último día para presentar todas las rentas obtenidas en el año anterior. En este caso será el documento 299 el que te ayudará a hacerlo.

El mes de abril también se presenta movido para los autónomos ya que aquellos que estén dado de alta como persona jurídica tendrán que hacer frente al modelo 202 que le lleva a sufragar el Impuesto de Sociedades. La fecha límite: el 20 de abril. Los siguientes meses en los que hay que pagarlo son abril, octubre y diciembre.

Además a principio de este trimestre se puede pedir el borrador de la declaración de la renta, que en mayo a partir de mayo y hasta final de junio se puede entregar.

Por si fuera poco durante el cuarto mes del año también deben de pagar la declaración de los beneficios que les haya dado su labor. Se puede calcular por estimación objetiva, según las reglas de la Agencia Tributaria, o por estimación directa, que es a través del documento 130.

Ya a partir de entonces y durante toda la segunda mitad del año solo hay que realizar los pagos que estén fraccionados.

Lleva la agenda al día y no lo dejes para el último día

Como ocurre con otro tipo de gravamen, si no pagamos a tiempo los impuestos de autónomos podemos vernos en serios problemas con el fisco. Por ello lo más fácil y recomendable es, a principio de año, planificar todo. No dejes para el último día por ejemplo la declaración de la renta ya que las colas son mayores y siempre puede haber problemas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017