Excite

Una simple explicación de los tipos de intereses bancarios a plazo fijo

Es ampliamente sabido que los intereses bancarios a plazo fijo son posiblemente los más rentables del actual sistema bancario. Invertir además en depósitos a plazo fijo es una manera bastante segura de incrementar los ahorros sin arriesgar demasiado.

Aunque parece que es sencillo, en torno a los intereses bancarios a plazo fijo existen numerosos conceptos y términos que complican la aparente simple significación. Por eso a continuación proponemos una simple explicación sobre la distinción entre los tipos de intereses bancarios a plazo fijo.

En primer lugar los intereses bancarios a plazo fijo son la retribución que los bancos e instituciones financieras ofrecen por los denominados también depósitos a plazo fijo. Estos depósitos pueden ser fijos o variables. Los intereses fijos suelen ser un porcentaje menor ya que la rentabilidad es y va a ser siempre la misma.

El sistema bancario funciona de manera que los ahorradores prestan su dinero ahorrado a los bancos por un periodo determinado, un plazo fijo, y los bancos a su vez invierten este dinero en otro tipo de depositos, bonos, compra de deuda, acciones bursátiles u otro tipo de activos financieros que también pueden ser por ejemplo propiedades inmobiliarias.

En este sentido los intereses bancarios del plazo fijo variables son susceptibles de modificaciones que dependen de en qué invierte el banco la cantidad depositada y que posiblemente se encuentra en proporción al rendimiento que el banco ha conseguido de sus propias inversiones.

Suele suceder que los depósitos a plazo fijo variables retribuyen en función de una cantidad fija del dinero depositado más una cantidad variable. Evidentemente es por eso que se puede perder dinero con esta modalidad porque la cantidad variable puede resultar negativa y como el riesgo es mayor pues consequentemente también se puede ganar más.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017