Excite

Analistas aconsejan la inversión en el extranjero

Los analistas de Merrill Lynch lo tienen claro: las oportunidades de negocio en España se han acabado y los beneficios que puedan obtenerse en nuestro país ya no compensan con el nivel de riesgo que éste ha ido adquiriendo con el transcurso de la crisis. Por eso, su consejo a los inversores españoles es tan diáfano como poco patriótico: la inversión en el extranjero es la mejor opción.

Así que si usted dispone de líquido y busca un buen destino para su dinero, no busque entre las empresas españolas ni rastree el mercado en busca de grandes márgenes de beneficio. Porque no los va a encontrar. Los años del boom de la bolsa española, que en la última década se convirtió en la envidia internacional, forman parte del pasado y a España le toca ahora agachar la cabeza y ajustarse el cinturón.

Para Merrill Lynch, la situación actual de nuestro país tiene algunos puntos en común con la vivida por Alemania en el año 2000, cuando el déficit y la necesidad de incrementar las exportaciones limitaron el crecimiento económico. Diez años después de aquel escenario, la locomotora germana ha recuperado el impulso y algo similar es lo que puede ocurrir con el viejo tren español.

Así que en la próxima década no habrá muchas ocasiones para tirar cohetes. Lo mejor es abandonar el barco y zambullirse de pleno en la inversión en el extranjero, un vehículo de inversión que tradicionalmente no ha llamado la atención de los inversores españoles.

Las recomendaciones son claras: todo lo que huela a emergente tiene margen de mejora y la diversificación es el mejor consejo para no cogernos los dedos con ninguna apuesta. Así que renueven el pasaporte de su cartera de inversión y salgan en busca de fondos de inversión que coticen en Latinoamérica o en Extremo Oriente. El sector energético y las tecnológicas son otros buenos reclamos más allá de nuestras fronteras.

Imagen: p22earl en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017