Excite

Nueva Rumasa engorda la lista de inversiones ruinosas

Parece que los ciudadanos han sacado sus propias conclusiones de la última crisis económica y ahora están dispuestos a hacer valer sus derechos. Si los bancos han recibido la ayuda de los estados y de los organismos internacionales después de fracasar en arriesgadas inversiones, ¿por qué debería ser diferente con los inversores privados?.

Ésa parece ser la lógica que aplican algunos de los inversores particulares de Nueva Rumasa, el peculiar castillo de naipes que en los últimos años ha levantado la familia Ruiz Mateos. Aunque las empresas que componen este grupo empresarial todavía no han entrado en fase de concurso de acreedores, los rumores hacen presagiar la debacle y los pequeños inversores toman posiciones defensivas.

Y es que si se confirma la suspensión de pagos en las principales empresas de Nueva Rumasa, miles de ciudadanos perderán casi todas las opciones de recuperar sus ingresos. Ahora bien, ¿de quién es la culpa?. En este peculiar embrollo financiero sólo hay tres posibles culpables.

El empresario es el sospechoso habitual en este tipo de hundimientos, y más en este caso ya que José María Ruiz Mateos es todo un veterano de las expropiaciones y los defaults empresariales. No cabe duda de que los abogados de los inversores particulares tratarán de rastrear la responsabilidad de la familia Ruiz Mateos en busca de indicios de estafa o publicidad engañosa.

Pero, ¿acaso los inversores están exentos de culpa?. Hasta en siete ocasiones la Comisión Nacional de Mercado de Valores alertó de que los pagarés de Nueva Rumasa no estaban garantizados y de que suponían una inversión de alto riesgo. Sin embargo el 8% de rentabilidad prometida pesó más en los cálculos de los inversores que el riesgo percibido.

Así las cosas, lo más sensato es que los inversores acepten la derrota y se despidan de su dinero. Sin embargo, cabe la opción de que en última instancia la batería de reclamaciones acabé apuntando al estado, obviando la conclusión más clara de esta historia: todas las inversiones conllevan un riesgo y éste es mayor cuando más beneficios se esperan.

Imagen: nuevarumasa.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017