Excite

Jubilación anticipada en España: Requisitos y casos especiales

Además de los cambios de edad y cálculo en la jubilación "normal", la llamada jubilación anticipada en España, es decir, aquella que se produce antes de la edad que marca la ley, también ha cambiado de forma ostensible tras las diferentes reformas que se han emprendido durante estos difíciles años de crísis económica.

El "envejecimiento activo": Se pasa de 61 a 63 años de mínimo

Aunque la jubilación anticipada en España era, hasta hace bien poco, una práctica bastante habitual en según qué sectores, como la banca o algunas empresas de titularidad pública, últimamente los criterios para acceder a este tipo de jubilación se han endurecido, ya que se quiere promover el "envejecimiento activo". No obstante, determinadas ocupaciones mantienen aún algunas facilidades para retirarse de la vida laboral de forma prematura.

En primer lugar, en aquellos grupos o actividades profesionales que desarrollen un trabajo de naturaleza excepcionalmente penosa, peligrosa, tóxica o insalubre -el caso de trabajadores del mar, fuerzas de seguridad o minero-. También en el caso de personas discapacitadas en un grado de discapacidad igual o superior al 65%.

Otros casos especiales

Otros casos especiales son, por un lado, el de aquellos trabajadores que el uno de enero de 1967 o con anterioridad, tenían la condición mutualista y por otro, el de los trabajadores por cuenta ajena que acrediten, al menos, 33 años de cotización (habiendo, eso sí, estado inscritos 6 meses como demandantes de empleo y habiendo cesado en el trabajo por causa no imputable a ellos mismos). En estos casos se aplicará un coeficiente reductor de la pensión por cada año que falte para cumplir la edad efectiva de jubilación.

Sólo dos años sobre la edad legal

Para el resto de trabajadores, sólo podrán anticipar voluntariamente su jubilación en dos años sobre la edad de jubilación vigente y también aquellos mayores de 63 años (aunque con coeficientes reductores sobre la pensión) que acrediten un mínimo de 35 años de cotización efectiva.

Jubilación parcial: coexistencia entre pensión y trabajo

Además de la jubilación anticipada, en España la jubilación parcial (es decir, la reducción de la jornada y del sueldo, compatibilizándolo con la pensión hasta llegar a la jubilación permanente) también es una opción a tener en cuenta a partir de las últimas reformas.

La pueden solicitar los trabajadores que tengan 60 años y al menos 30 años de trabajo registrado en la seguridad social. En este caso, el trabajador simultaneará la situación de retiro con un contrato de trabajo a tiempo parcial y vinculado con un contrato de relevo celebrado por la empresa con un trabajador en situación de desempleo o que tenga concertado con la empresa un contrato de duración determinada.

En estos casos se exige que el trabajador que opte por la jubilación parcial tenga 6 años de antigüedad en la empresa, un mínimo de 33 años de cotización y que la reducción de la jornada de trabajo sea entre el 25 y el 75 por ciento.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017