Excite

Ex jugadores de la NBA arruinados: el baloncesto pasa factura en Estados Unidos

Son muchísimas las estrellas del deporte que acaban en la quiebra a los pocos año de retirarse. Destacan ex jugadores de la Premier League y futbolistas de la NFL pero los jugadores de la NBA arruinados a los pocos años de dejar las canchas no se quedan atrás. Es la triste historia de estrellas que pasan de multimillonarios a la bancarrota.

Más de la mitad acaban arruinados en cinco años tras retirarse

Scottie Pippen, Dennis Rodman, Allen Iverson,...la lista de jugadores de la NBA arruinados es interminable. Muchos de ellos ostentan varios anillos de campeones y formaron en sus años de gloria en el equipo All-Star de la conferencia Este u Oeste. Y es que seis de cada diez jugadores de la NBA acaban en la bancarrota.

Existen datos estadísticos que muestran que no solo el 60% de los jugadores de la NBA van a la quiebra, sino que esto ocurre durante los primeros cinco años desde su retirada de las canchas.

Scottie Pippen

El caso más conocido en la história de la NBA es el de Scottie Pippen. El mítico alero de los Chicago Bulls ganó más de 120 millones de dólares en sus 17 temporadas en la NBA, pero su acierto en la gestión de sus inversiones era inversamente proporcional al que tenía en sus años dorados de cara al aro junto a Michael Jordan. En cinco años, el bueno de Scottie perdió una cantidad aproximada a los 30 millones de dólares en inversiones realizadas a lo loco y posteriormente tuvo que malvender su propia casa.

Dennis Rodman

Apodado 'El gusano', Dennis Rodman siempre fue un jugador caracterizado por su look provocador y llamativo, con el pelo siempre pintado e innumerables piercings y tatuajes. Su conducta transgresora y polémica le hicieron ganarse mala fama , pero nada comparado con lo que le esperaba en el futuro. Rodman pudo acabar entre rejas por el impago de una factura de más de 800 000 dólares en concepto de mantenimiento de los hijos que tuvo con su tercera mujer. También le debía más de 50 000 dólares a otra ex esposa.

Datos lamentables pero la NBA no se lleva la palma

La NFL presenta un porcentaje mayor de jugadores arruinados que la NBA. El 78% de los futbolistas americanos acaban con serios problemas económicos y estos no se demoran más de dos años tras su retirada en acabar en la quiebra.

En definitiva, ya sea por una mala gestión, el descontrol, el vicio, el juego o las drogas, la realidad es que el mundo del deporte en equipo está ligado a una caída en picado desde el estrellato a un batacazo económico que puede acabar muy mal y los jugadores de la NBA arruinados son más de la mitad de los que se retiran.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018