Excite

La Audiencia Nacional investigará a Blesa y a la cúpula de Caja Madrid por la venta de las participaciones preferentes

  • © Getty Images

La Audiencia Nacional ha admitido comenzar a investigar a la cúpula de Caja Madrid, que presidía Miguel Blesa, por la planificación de la venta de participaciones preferentes, emisiones de deuda perpetua, en la que miles de pequeños inversores sin información sobre sus riesgos perdieron sus ahorros.

La Sección de lo Penal de la Audiencia Nacional admite de manera parcial la querella de José María Bella, un particular que invirtió 340 000 euros en 2008, en preferentes tras la recomendación de la sucursal de Caja Madrid en la que tenían sus ahorros depositados a plazo fijo perdiendo gran parte de su patrimonio. La querella de Bella denuncia la planificación que los órganos directivos de Caja Madrid a la hora de la venta las preferentes.

En 2009, Caja Madrid comercializó unos 3 000 millones en participaciones preferentes porque la entidad necesitaba capital y este fuel el modo elegido por la gerencia para reforzar sus recursos propios. El problema fue que este es un producto de elevado riesgo destinado a inversores experimentados. Sin embargo, se colocaron en la red comercial a ahorradores de perfil conservador sin dar información sobre su verdadero riesgo, “vendiéndolos” como depósitos a plazo fijo, con “el gancho” de una mejor rentabilidad. Cuando en realidad no era imposiciones a plazo, su rentabilidad depende los beneficios de la entidad y su liquidez depende del mercado. Los propios empleados desconocían su verdadero riesgo, los adquirieron ellos mismos y lo recomendaron a familiares y clientes.

VÍDEO: Las Nuevas Generaciones del PP se ríen de un anciano estafado por las preferentes de Bankia que protestaba

El problema estalló tras la formación de Bankia, presidida ya por Rodrigo Rato, y su posterior quiebra. En este momento, los ahorradores dejaron de percibir los intereses de su inversión ya que estaba vinculados a la obtención de beneficios de la entidad, y al ir a la oficina a retirar su dinero, se les informó de que no podían retirarlo ya que era una imposición perpetua. Bruselas impuso pérdidas a los preferentistas por considerarles inversores del banco y no como clientes, como realmente son. Estas quitas llegaron hasta el 70% de la inversión. Ante la masiva cantidad de clientes estafados, 300 000 clientes sólo de Bankia, se abrió un proceso de arbitraje con más o menos éxito según los casos. Desde FROB calculan que sólo la mitad de los clientes recuperarán la totalidad de sus ahorros.

Publicado por Marcelo Mucientes - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Marcelo Mucientes

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017