Excite

La contabilidad del fondo de comercio

El fondo de comercio es un concepto contable que nos encontramos en cada transacción de compra-venta de un negocio. Técnicamente se trata del conjunto de variables intangibles que permiten a una empresa obtener beneficios por encima de la media de su sector. Estas variables incluyen, por ejemplo, la reputación de la marca, la calidad de los empleados o la ubicación geográfica del negocio.

El fondo de comercio, según el Plan General de Contabilidad, sólo debe aparecer en las cuentas cuando se realiza una transacción onerosa de la titularidad de un negocio. Aunque es difícil de cuantificar, podremos identificarlo rápidamente como la diferencia entre el precio final del traspaso y el valor de los activos del negocio adquirido.

Esa cantidad podrá anotarse en los libros contables, pero no entrará dentro de la categoría de activos amortizables, ya que se trata de un valor de duración indefinida y expuesto a variaciones en el futuro inmediato. Así, anualmente, tendremos que someternos a la valoración de la depreciación del fondo de comercio.

El adquiriente de un fondo de comercio estará obligado a efectuar una reserva indisponible como mecanismo de protección patrimonial. La dotación anual de esta reserva provendrá de los beneficios de la empresa y equivaldrá a un mínimo del 5% del fondo de comercio.

Finalmente, hay que recordar que en el ámbito fiscal se podrá deducir hasta un máximo del 5% del fondo de comercio, siempre que se haya dispuesto la reserva indisponible y se cumplan el resto de requisitos fijados por la legislación mercantil.

Imagen: abductit en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017