Excite

La crisis agrava las dudas existenciales de Europa

Soluciones rápidas, capacidad de respuesta, reacción inmediata. Todos los analistas saben que la Unión Europea ha de reaccionar ya para evitar el desastre e incluso los políticos y los actores económicos son conscientes de que ya no sirven las tiritas. Después de cuatro años de crisis en Europa sobreviviendo a base de parches, la situación está llegando a su doloroso clímax: para bien o para mal, el escenario debe cambiar.

La repentina debilidad de Italia ha confirmado que los mercados ya no confían en el euro ni en la Unión Europea, un proyecto grandioso que nació con los pies de barro y que nunca ha sido capaz de echar raíces. Durante diez años, la moneda única fue un éxito rotundo y generó envidias universales. Hoy el euro se tambalea en busca de una mano amiga.

Y cada vez quedan menos salvavidas. Cayó Grecia, cayó Irlanda y cayó Portugal en una implosión controlada que mantenía la crisis de Europa en los límites de lo tolerable. Por lo menos para las economías del norte. El problema es que el castillo de naipes sigue derrumbándose y ahora son España e Italia las que pierden el paso. Con una diferencia: esta vez nadie se ha atrevido a calcular las consecuencias.

Así que el análisis de la actual situación económica es claro: si los dos gigantes del sur de Europa se tropiezan, se llevarán por delante todo el andamiaje continental. Nadie lo duda pero, paradójicamente, todos quieren mirar hacia otro lado. Las máximas autoridades continentales han celebrado una reunión de emergencia esta semana para tratar la gestión de la crisis y, por enésima vez, han sido incapaces de gestionar nada.

Mientras los políticos se culpan unos a otros en busca de rédito electoral, la Unión Europea se enfrenta a un sombrío futuro con una baraja menguante de soluciones. El Eurobono sería un balón de oxígeno, mientras que una mayor e irrevocable unión política es la única receta para salir del coma. Se conoce la enfermedad y también el remedio: ahora sólo hace falta encontrar una clase política con el valor suficiente para tratar al enfermo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014