Excite

La deuda de la hipoteca enfrenta a políticos y ciudadanos

Perder la casa y además tener una deuda para toda la vida, con las cuentas embargadas y escasas posibilidades de levantar cabeza. Ése es el horizonte que le espera a miles de españoles por culpa de la actual Ley Hipotecaria, que obliga al titular de una hipoteca a satisfacer la deuda con sus bienes presentes y futuros. Cierto que ya lo sabían al firmar el contrato, pero ¿quién podía predecir esta enorme crisis económica?.

El debate que hoy late en la calle gira alrededor de una sola pregunta: ¿hay que cambiar las reglas de juego e importar la dación en pago para las hipotecas españolas?. En países como Alemania o Estados Unidos ya funciona esta modalidad hipotecaria, por la que el clientes sólo tiene que devolver la vivienda para cancelar la deuda de la hipoteca.

Para algunos partidos políticos (ERC, BNG, IU...) y asociaciones como PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca), lo ideal sería que España tomara ejemplo de esos países y adoptara la dación en pago. Para conseguirlo, los partidos han llevado el debate al Congreso y la PAH, junto a otras siete entidades, ha presentado una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) en Barcelona.

Estas medidas pretenden llevar el debate sobre la deuda de la hipoteca hasta las esferas legislativas, pero en su intento deberán superar férreas resistencias. Como las del PSOE y el PP, que no tienen la menor intención de cambiar el escenario jurídico a pesar de las presiones sociales.

Los dos grandes partidos españoles se escudan en la opinión de los expertos: un cambio en la Ley Hipotecaria conllevaría una inseguridad jurídica tal que afectaría a todo el sistema económico. Sin contar con el perjuicio que supondría para las entidades bancarias, dueñas de una deuda hipotecaria de 600.000 millones de euros.

En un escenario donde la credibilidad y la fortaleza del sistema financiero resultan fundamentales para alejar el fantasma de un posible rescate, parece que la modificación de la Ley Hipotecaria tiene pocas posibilidades de concretarse. De todos modos, habrá que ver cuánto crece la presión popular a medida que aumente el número de embargos.

Imagen: PinkMoose en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017