Excite

La economía global se enfrenta a una nueva crisis financiera

Según el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, los problemas de deuda de la eurozona son tan graves que la economía global puede acabar en una crisis financiera peor aún que la surgida hace tres años.

Afirma que hemos pasado de una recuperación problemática a una nueva fase más peligrosa y que los dirigentes de la Unión Europea deben tomar medidas de urgencia porque "cuanto más tarde se actúe, más hay que hacer después". Considera que la crisis de deuda soberana de Europa es una cuestión mucho más difícil de controlar que la que ha llevado a la rebaja de la calificación crediticia de Estados Unidos.

"La mayoría de los países avanzados ha agotado su margen fiscal y sus políticas monetarias no pueden ser más flexibles", explica Zoellick, por lo que las opciones existentes en la actualidad son muy limitadas. El responsable del Banco Mundial asegura que no conoce un modo de solucionar el gran reto al que se enfrenta la eurozona, aunque insta a no perder tiempo y actuar con la máxima urgencia.

En opinión de Zoellick, los países europeos han actuado de forma tardía con sus problemas de deuda soberana. Esto transmite a los mercados un mensaje de falta de capacidad para avanzar en la dirección correcta, que ha tenido como consecuencia una pérdida de confianza de los inversores, consumidores y empresarios. Restaurar esta confianza es lo más importante en esta lucha, explica Zoellick, mientras que los planes de compra de bonos por parte del Banco Central Europeo a países de la eurozona no es más que una solución temporal que no alcanza el corazón del problema.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017