Excite

La explicación de la situación de Grecia con todos los detalles

  • Foto:
  • mx.ibtimes.com

Grecia continúa manteniendo el equilibrio en una delgada línea al borde del abismo económico. Si bien las aguas parecen ir calmándose poco a poco gracias al apoyo de los grandes países europeos, la quiebra helena aún podría producirse si el Gobierno del socialista de Papandreu no cumple con los objetivos marcados por la Unión Europea. Para entender correctamente la situación exacta en la que se encuentra Grecia y cuáles son las necesidades inmediatas a cubrir en el país, es importante conocer, en primer lugar, los objetivos a los que el Ejecutivo heleno se ha comprometido ante la Troika, la misión de expertos formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los objetivos que el Gobierno griego ha prometido cumplir, y sin los que Grecia dejará de recibir ayudas y se verá abocada a la quiebra, siguen siendo los acordados en las condiciones del primer recate, en mayo de 2010. De este modo, el país heleno debe seguir un estricto calendario de saneamiento de sus cuentas públicas. Para ello, el déficit con el que los griegos cierren su ejercicio anual este 2011, no puede superar el 7,6% de su PIB, y en 2012, la cifra de deuda debe estar por debajo del 6,9%.

El país heleno necesita urgentemente el sexto tramo del primer rescate concedido, que ascenderá a unos 8.000 millones de euros, ya que, en caso de no recibir el dinero, el país no será capaz de hacer frente a algunos de sus pagos más inmediatos, entre otros, los de las nóminas de los funcionarios o las pensiones públicas a partir del próximo mes de octubre. A pesar de recibir el último tramo del primer rescate, Grecia no será capaz de salir del enorme agujero en el que se encuentra si no se la apoya con una segunda ayuda económica de la misma cuantía, que se abonaría a los helenos a finales del año 2012.

Este segundo rescate se compondrá también de préstamos concedidos por sus socios del euro, salvo Portugal e Irlanda, por el FMI y por el sector privado, es decir, la banca, que aportará unos 50.000 millones hasta finales de 2014. Grecia, que no será capaz de levantarse sin este segundo paquete de ayudas, debe su mala situación actual a la espiral de recesión y aumento de su deuda pública en la que se encuentra su economía, incapaz de compensar todos sus gastos con las escasas ganancias obtenidas. Una situación que en el plano social ha llevado a los ciudadanos griegos a una profunda indignación colectiva, especialmente ante los numerosos recortes en el empleo, las pensiones y la subida desproporcionada del IVA y los impuestos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017