La extensa familia de seguros para hipotecas

Conseguir un préstamo hipotecario es el primer paso antes de comprar una vivienda y no resulta un trance sencillo en la mayoría de los casos. El banco lo sabe y por eso trata de incluir ciertas condiciones aprovechando su posición de fuerza. Así ocurre con los seguros para hipotecas.

Conviene saber antes de firmar un préstamo de este tipo que el único seguro obligatorio en hipotecas es un seguro de incendios que cubra el valor a amortizar del continente. Se trata de una póliza barata que no encarece el préstamo en exceso.

El resto de seguros de hipotecas no son obligatorios por ley, aunque muchas entidades obligan a contratarlos para conceder un préstamo hipotecario. Si se suscriben de modo independiente a la hipoteca, siempre se podrán cancelar una vez sea concedida.

Hay tres modelos básicos de estos seguros de hipoteca 'opcionales'. El primero de ellos es un seguro del hogar, que puede resultar una buena idea porque protege nuestra vivienda y el contenido de la misma por una prima asequible en el contexto de una hipoteca.

Peor negocio representan los seguros de vida, que en muchos casos son condición sine qua non para obtener la hipoteca. Básicamente, se trata de una garantía para que en caso de fallecimiento el banco no pierda su dinero.

Finalmente, los seguros de crédito hipotecario protegen al suscriptor en caso de desempleo o invalidez. Conviene leer la letra pequeña y comparar entre entidades, pues podemos suscribir la hipoteca con un banco y los seguros con otro.

Imagen: Wikimedia Commons

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014