Excite

La Ley de Cajas sufre otro retraso para intentar que el Gobierno alcance un pacto con la troika

  • © Getty Images

La Ley de Cajas sufre otro retraso para que el Gobierno intente alcanzar un acuerdo in extremis con la troika que incluya las peticiones del sector. Las dos grandes exigencias que se pretenden pactar con la troika son la posibilidad de poder simultanear la presidencia de las nuevas fundaciones con la de los bancos y que el fondo de reserva de las nuevas fundaciones bancarias compute como capital de los propios bancos.

Por ello, se ha ampliado otra vez el plazo de presentación de enmiendas a la ley hasta mañana. Esta prórroga es debida a las negociaciones que mantiene el Gobierno con la troika para conseguir llegar a un acuerdo en estas cuestiones.

Desde el inicio, Bruselas se ha opuesto a que se modificara la Ley de Cajas para salirse de las condiciones del rescate, que establecía tal incompatibilidad de la presidencia para acabar con el control político de las estas entidades. Pero la presión del sector, dirigido por Isidre Fainé, presidente de La Caixa y de la CECA, ha forzado al Ejecutivo a buscar una fórmula para salvar este punto y es que el presidente no tenga consideración de ejecutivo del banco, sino de representante del accionista.

VÍDEO: ¿Cómo se frabican las monedas?

Por otro lado, sí que parece más próximo un acuerdo con respecto al fondo de reserva. Esta segunda demanda es la que más importa a la mayoría de las cajas, puesto que la ley establece que las nuevas fundaciones bancarias deben contar con un fondo de reserva para auxiliar al banco en caso de “problemas de solvencia”. Desde las entidades se pretende que ese fondo venga del capital de los propios bancos y no tenga que ser una aportación adicional, lo les que obligaría en la práctica a vender una parte del banco.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017