Excite

La peligrosa financiación de las tarjetas de crédito

La Agencia Negociadora de Productos Bancarios asegura que uno de cada tres euros pagados por las familias españolas en materia de pagos financieros se debe a las tarjetas de crédito. O dicho de otro modo, cada vez son más los que recurren a las tarjetas para financiar la mayoría de sus gastos corrientes.

Se trata de una aviso para navegantes porque los tipos de interés aplicados en las tarjetas de crédito acostumbran a ser superiores al 20% TAE, lo que les sitúa muy por encima de los préstamos personales e hipotecarios.

No significa esto que las tarjetas de crédito sean un mal producto financiero, pero sí es necesario saber utilizarlas correctamente. Por ejemplo, el mejor servicio que pueden ofrecer es el pago diferido, mediante el cual se liquidan a principios del mes siguiente los gastos acumulados en los 30 días anteriores.

Este servicio no tiene costes financieros, carga que aparece ya en el fraccionamiento de pagos con plazo superior a un mes. Generalmente existen tres formas de financiar las compras: devolución en un periodo de tiempo determinado, plazos mensuales o pagar un porcentaje sobre la deuda pendiente.

En todos estos casos se aplicará el tipo de interés estipulado por la entidad bancaria para sus tarjetas de crédito. Es posible encontrar tarjetas con bajos intereses, como las ofrecidas por ING Direct, que carga sólo un 12% TAE y que es gratuita al domiciliar la nómina en dicho banco. La Visa Clic-e de BBVA, orientada al comercio electrónico, ofrece un TAE del 14'03%.

Imagen: pandemia en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017