Excite

La UE avisa de la necesidad de una nueva recapitalización de los bancos

  • Foto:
  • Elpais.com

La directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), la francesa Christine Lagarde, ya advirtió, hace apenas unas semanas, de la necesidad de recapitalizar los bancos europeos debido a la debilidad que presentan las entidades financieras en la Eurozona. Esta recapitalización, discutida ampliamente entre los ministros de Economía de la Unión Europea (UE) en su reunión celebrada en Wroclaw, Polonia, arroja una conclusión clara, los bancos se encuentran en peligro y necesitan más capital para poder mantenerse dentro del sistema.

Una de las principales causas que ha llevado a las entidades financieras de la Eurozona a esta situación de debilidad, ha sido la depreciación en el valor de la deuda pública de Grecia, Portugal, Irlanda, España e Italia. La caída en picado del valor de estos países miembros, que ha llevado a las agencias de calificación a actuar en consecuencia reduciendo sus notas, afecta especialmente a los bancos, que requieren de mejores apoyos de fondos públicos, tal y como expresó Anders Borg, el ministro de Finanzas de Suecia.

Las grandes entidades bancarias que necesitan de modo más inmediato de un aumento de capitales para sanear sus cuentas, son sobre todo las francesas y belgas, unas de las principales compradoras de deuda pública. De este modo, BNP Paribas, ING, Crédit Agricole, Dexia, Société Générale y KBC, tienen en conjunto una exposición de más de 100.000 millones de euros, una cantidad de proporciones desmesuradas, que ya está afectando en recortes de empleo y políticas de austeridad de las propias entidades.

Por otra parte, tanto el Comité Económico y Financiero, formado por altos funcionarios de los ministerios de Economía y de los bancos centrales de la UE, como la Comisión Europea, exigieron a los ministros una inyección de capital a los bancos. Y es que, según indicaron los representante de la Comisión, las pruebas de resistencia efectuadas el pasado julio a los bancos, a los cuales les fue concedido un plazo de seis a nueve meses para reforzar sus bases de capital a base de reestructuraciones y fusiones, arrojan datos negativos. De este modo, si las entidades siguen necesitando dinero, habrá que concedérselo para evitar un hundimiento colectivo. Desde el FMI ya se ha estimado que será necesaria una cantidad de 200.000 millones para la recapitalización de los bancos de la UE, una cifra que aún no ha sido confirmada, pero que según parece, se encontrará cerca de la cantidad real que deberá inyectarse a las entidades financieras de la Eurozona.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017