Excite

La verdad sobre los precios y las ofertas en los supermercados

  • Twitter - wenachile

Estás dando vueltas por el supermercado, te topas con una etiqueta con un precio increíble y, como vas con prisas, no te paras a leerla y te limitas a echar el producto en la cesta. Hasta aquí todo bien, pero llegamos a la caja registradora y empiezan los problemas porque la máquina nos dice que tenemos que pagar una cantidad diferente al precio que teníamos en mente. Si te ha pasado esto, y has tenido un mínimo de interés en descubrir qué había pasado, sabrás que te la habían jugado.

Los trucos que usan en los centros comerciales son variados, pero todos pasan por colocar carteles o etiquetas engañosas para que piquemos el anzuelo. La artimaña más recurrida es destacar el precio de la oferta y esconder las condiciones de la misma. Así se nos pasa que el descuento solo vale si compras dos unidades o que la oferta solo es válida en ciertos días (y ya está caducada), y nos quedamos con cara de cromo al ver la factura. Son jugarretas que nos hacen para sacarnos los cuartos, pequeñas trampas que en el fondo pueden considerarse timos.

Al menos eso es lo que opina la OCU al exponer estas prácticas. Según la organización de consumidores, se han visto casos en los que directamente se habían colocado etiquetas falsas o incluso sin el precio. La OCU recuerda asimismo que confundir al cliente o engañarle para que termine pagando más de la cuenta es una práctica ilícita totalmente denunciable. Los supermercados deben ayudar siempre a los consumidores, facilitándoles la lectura de los precios reales de los productos, sobre todo si se trata de ofertas.

FOTOS: Fallos "graciosos" en ofertas y rebajas

Al hablar de ofertas, hay que señalar además que los centros comerciales están obligados por ley a señalar el precio anterior del producto rebajado junto al precio actual para calcular la diferencia. Si esto no ocurre, la OCU anima a denunciar, ya que es la única forma de acabar con lo que llaman las "timofertas". Igualmente, la organización considera necesario reportar otras argucias comerciales igual de ilícitas, como mezclar los precios mínimos recomendados con los de venta al público para liar al consumidor y que éste piense que se encuentra delante de una oferta.

Al igual que ocurre con los descuentos mal señalados, hacer pasar una rebaja por la diferencia entre el precio recomendado y el de la tienda es ilegal. Así que no lo dudes, quéjate si te ves en una de éstas; o mejor aún, denúncialo a las asociaciones de consumidores o a las autoridades. Es la única forma de acabar con los timos (grandes y pequeños) de los centros comerciales. En este aspecto, la OCU recomienda ser tajante y no dejar pasar ni los precios confusos o tapados, ni las etiquetas con indicaciones incompletas, ni la letra pequeña de lo que en principio puede parecer una ganga.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017