Excite

Las acciones del BCE y el G-7 no consiguen evitar el lunes negro

  • Foto:
  • acciones.infobolsa.es

La compra de la deuda española e italiana por parte del Banco Central Europeo (BCE), las operaciones por parte del G-7 para estabilizar las divisas y el discurso patriótico de Obama, no han conseguido evitar el temido lunes negro tras la tormenta del fin de semana. El miedo sigue amenazando a los mercados, que se han visto contagiados uno tras otro de los desequilibrios producidos por la reducción en la calificación de Estados Unidos y por las fluctuaciones del euro. Las Bolsas asiáticas por su parte, se han visto resentidas por la situación global y ya han sumado numerosas pérdidas después de la caída en la Bolsa de Nueva York.

La situación preocupa especialmente a los expertos que temen que el mundo vuelva a entrar en recesión económica sin haberse recuperado aún de la sufrida en 2008 y 2009. Una recesión de la que todos hablan y que intenta evitarse al máximo a través del movimiento estabilizador de las diferentes instituciones internacionales, que pretenden otorgar de nuevo confianza en el mercado a los inversores. Por su parte, sigue creciendo la presión para que la Reserva Federal estadounidense amplíe la liquidez en el país tras la rebaja crediticia de los Estados Unidos por parte de la agencia Standard & Poor's.

Esta decisión de reducir la calificación que deja a los estadounidenses sin la triple A, no fue apoyada por Moody's, la otra gran agencia de valoración, que decidió no seguir los pasos de su homóloga y mantener la máxima nota a Estados Unidos. Por su parte, el presidente Barack Obama lanzó un mensaje patriótico para evitar el desplome, elevando su voz para decir que su país siempre será una triple A. Un clamor que no pudo evitar la caída en un 5,5% de la Bolsa de Nueva York, uno de los mayores descensos de los últimos tiempos.

Por su parte, la huida de los inversores en Bolsa, ha influido en la cotización del oro, que se vende ya a más de 1.700 dólares, un dato que muestra mejor que ningún otro la incertidumbre y desaceleración de los mercados. Y es que todos los índices se encuentran afectados ya por los problemas con Estados Unidos y la eurozona, protagonizando una serie de caídas en efecto dominó, como la de la Bolsa de Tokio, que ha llegado a caer un 3% o la de la Bolsa de Seúl, que abrió la sesión con un descenso de más del 3%.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014