Excite

Las empresas españolas buscan alivio en la internacionalización

El mercado español está estancado y el movimiento es cada vez más imperceptible. Como consecuencia de la crisis económica, muchas empresas han echado el cierre, ha bajado notablemente la demanda y el número de ventas ha menguado en todos los sectores. Ante un escenario de crisis prolongada, parece que la única salida para las empresas españolas es la internacionalización.

Economistas y políticos coinciden en que la salida al exterior y la búsqueda de nuevos mercados es una de las posibilidades más inmediatas para la supervivencia de las empresas españoles. En ese sentido, sirven como ejemplo las empresas del Ibex35, que cuentan con un porcentaje superior al 50% de sus ingresos con origen en el extranjero.

La internacionalización, sin embargo, no está exenta de riesgos. Tal y como demuestra un reciente informe de la consultora Improven, el 64% de las empresas españolas que han intentado una aventura en el exterior en los últimos meses han fracasado rotundamente.

La mayoría de estos fracasos se deben más a la inexperiencia o a la elaboración de un mal plan de internacionalización, que a la mala situación del mercado o a un producto poco atractivo. No en vano, las empresas españolas (sobre todo las Pymes) tienen una experiencia casi nula en el comercio internacional y no será tan sencillo dar el paso del mercado nacional al global.

Para que el proceso de internacionalización sea eficaz es importante que se cumplan ciertos requisitos. En primer lugar, las empresas deben estudiar a fondo las posibilidades de mercado antes de escoger un destino y resulta entonces fundamental contar con las personas adecuadas para desarrollar el plan de negocio sobre el terreno. En la medida en que esta planificación se haga correctamente, las empresas españolas podrán abrirse un hueco en el mercado internacional y reactivar la maltrecha economía española.

Imagen: Wikimedia Commons

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017