Excite

Las familias españolas, las terceras más afectadas por la crisis de la OCDE

  • © Getty Images

Las familias españolas son de las más afectadas de la OCDE ya que han perdido 10 años de progreso económico según último informe de Unicef, sobre la caída de los ingresos de los hogares entre 2008 y 2012. De modo que, no sólo los ingresos de las familias españolas no sólo no han aumentando, sino que han descendido drásticamente hasta situarnos en niveles de prosperidad de hace una década.

Los más afectados por la crisis económica son las familias de Grecia, las cuales perdieron el equivalente a 14 años de progresos. El segundo lugar lo ocupan España, Irlanda y Luxemburgo los cuáles dieron un salto atrás en el nivel de ingresos de las familias de una década. Un descenso de prosperidad de las familias españolas supperior al producido en de países como Malta, Rumania o Eslovenia, que sólo cuatro años. Y es que estos datos sobre los ingresos medios de las familias españolas no son nada positivos, ya que además Unicef indica que las familias tardarán muchos años en volver a su nivel de bienestar anterior a la crisis.

La caída de ingresos de las familias dejan a un unos grandes perjudicado, la infancia, el cual es el colectivo más desprotegido. En este sentido, el informe señala que "en los países más castigados por la recesión, los niños son los que más están sufriendo las consecuencias, y los que las padecerán por más tiempo". Así, Unicef señala que España es el tercer país de todos de la OCDE, solo tras Grecia y Letonia, con más menores de edad en riesgo de exclusión social. Y es que 36% de los niños españoles se encuentran en riesgo de exclusión social.

VIDEO: 'Con la familia, la remontada es posible' en el que se habla del apoyo a los parados y en la crisis

Otro de los sectores de la población en los que más se ha dejado sentir la recesión son los jóvenes. Este colectivo se está quedando atrapado por la crisis "en un limbo de expectativas insatisfechas y vulnerabilidad que durará años", según asegura Unicef. El número de jóvenes que ni estudian ni trabaja ha disparado debido el desempleo juvenil que ha alcanzado niveles alarmantes en muchos países desarrollados. Además, la cifra de jóvenes subempleados se ha triplicado, lo que contribuye a la precariedad laboral destaca Unicef.

Publicado por Marcelo Mucientes - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Marcelo Mucientes

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018