Excite

Las peores empresas de España en 2016 según los consumidores

  • Twitter - FACUA

FACUA invitó recientemente a los consumidores españoles a votar en la séptima edición de su concurso La Peor Empresa del Año, una edición que ha recuperado a Movistar como la más odiada. Cuatro de cada diez votos a su favor así lo dictan, un 41% que coloca a la empresa de telecomunicaciones en el primer puesto de este funesto ránking. Pero no es la primera vez que Movistar ostenta el dudoso honor de liderar la lista de las compañías peor valoradas en España por los consumidores.

En las tres primeras ediciones también se llevó de calle el oro, puesto del que Movistar fue desbancada por Bankia en la cuarta y quinta edición, y en la sexta por Gilead, la empresa farmacéutica con más mala fama del país y parte del extranjero. Pero qué ha hecho Movistar para reconquistar en 2016 el podio de las compañías más antipáticas. Pues lo de siempre, tomarle el pelo a sus clientes, esta vez subiendo las tarifas de Movistar Fusión cuando dijo en su momento que no las subiría nunca.

Pero Telefónica no es la única que se ha llevado un tirón de orejas de los consumidores por sus métodos fraudulentos, Volkswagen le sigue de cerca en el segundo puesto. Lo extraño es que la multinacional alemana no esté en el primer puesto después de haberla liado parda con el tema de los coches trucados, pero es que a la gente le molesta más que le toquen las tarifas que el medioambiente. De todos modos, Volkswagen se ha llevado el 31% de los votos, una cifra nada despreciable.

FOTOS: ¿Cómo se llamarían las empresas más importantes si tuvieran un nombre en español?

Esto quiere decir que entre Movistar y Volkswagen suman un 72% de las papeletas, casi las tres cuartas partes de los votos emitidos, vaya. Es que estamos hablando de unos cuatro millones de clientes de Movistar indignados por las subidas tarifarias indiscriminadas y poco menos de un millón de afectados por los motores fraudulentos de Volkswagen, Audi y Seat. Pero es que estos últimos, según los comunicados de la empresa alemana, ni siquiera van a ver la indemnización que les corresponde.

El otro cuarto de los votos los acaparan Twitter y Banco Santander. Lo del Santander se entiende después de haber timado a millones de usuarios con su famosa cuenta libre de comisiones para siempre, una cuenta que luego hicieron desaparecer cual Juan Tamariz y que reemplazaron por otra cuenta más lucrativa. Pero qué ha hecho nuestro bienamado Twitter para ganarse el rechazo del populacho... pues hacer de censor por la cara, cerrando cuentas sin previo aviso por difundir contenidos supuestamente ilegales.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017