Excite

Las principales sorpresas en la letra pequeña de las hipotecas

La crisis ha cambiado la relación entre los clientes y los bancos. Donde antes había una confianza excesiva, ahora hay un recelo mutuo que quizás sea más recomendable. Así, en los últimos dos años se han multiplicado las críticas de clientes insatisfechos con su entidad, sobre todo al descubrir las sorpresas que se escondían en la letra pequeña de sus hipotecas.

La cláusula suelo o límite mínimo de interés es una de las figuras más recurrentes en todas las reclamaciones. Este recurso es una artimaña de los bancos para protegerse en caso de eventuales bajadas del Euribor (como la que efectivamente se ha producido) e impide a sus clientes beneficiarse de esos cambios.

La obligación de contratar seguros vinculados a la hipoteca u otros productos financieros, como planes de pensiones, también han provocado el enfado de miles de consumidores al revisar la letra pequeña de sus hipotecas. Estos seguros permiten acceder a un interés más bajo, pero a cambio de unos gastos mensuales complementarios.

Las comisiones son también recurrentes en la letra pequeña de las hipotecas. Las principales son la comisión de apertura, amortización parcial, cancelación total y subrogación. Hay que preguntar antes de firmar la hipoteca si los gastos de gestoría están incluidos en la comisión.

Otras tretas bancarias para engordar la hipoteca incluyen la revisión periódica de intereses o la publicidad engañosa. Muchas entidades anuncian grandes ventajas, pero al leer la letra pequeña de la hipoteca podemos descubrir que éstas no son acumulables o que dependen de costosas condiciones.

Imagen: democraticunderground.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017