Excite

Las pymes tienen grandes problemas para conseguir financiación

  • Foto:
  • centralitas.com.es

Si la crisis económica sigue afectando a numerosos sectores, uno de los colectivos que más siguen sufriendo la coyuntura actual es el de los autónomos, en concreto, las pymes. La pequeña y mediana empresa en España se encuentra en una situación crítica, que desde el comienzo de la crisis, ha puesto fin a la actividad de 302.166 trabajadores por cuenta propia.

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan las pymes españolas es el de la financiación, cada día más difícil de conseguir por las vías tradicionales, que siguen cerrando sus puertas al colectivo. De este modo, mientras la falta de liquidez y la morosidad siguen aumentando en las pequeñas empresas, los empresarios se ven obligados a buscar vías alternativas de financiación para sacar a flote sus respectivos negocios.

Los sistemas alternativos de financiación, a pesar de seguir siendo minoritarios, cobran cada vez más fuerza entre los autónomos desde la llegada de la crisis, ya que ofrecen otro tipo de servicio alejado del patrón clásico de los bancos. De este modo, los propietarios de pymes acuden a las sociedades de garantía recíproca, al capital riesgo o a los préstamos participativos, buscando una solución para sus problemas de liquidez. Según explica Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), las entidades bancarias ofrecen poca financiación y exigen garantías, avales y condiciones imposibles, lo que obliga a las empresas a buscar otros caminos. Amor asegura además que el 84% de las pequeñas y medianas empresas españolas tiene problemas para acceder al crédito, mientras que a prácticamente a la mitad se les ha denegado por vías tradicionales.

De este modo, y ante la elevada tasa de morosidad de las Administraciones públicas, que les impide, a su vez, hacer frente a sus pagos, las pymes recurren a estas vías alternativas de financiación, según explicó Amor. Una de los nuevos sistemas más utilizados por la pequeña y mediana empresa es el capital riesgo, que son fondos que invierten en empresas con perspectivas de tener alta rentabilidad y también los ayudan en su gestión. El principal problema de este modo de financiación en el limitado sector en el que se invierte, especialmente en I+D e Industria, lo que excluye otro tipo de empresas que también se encuentran en grave riesgo de quiebra.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017