Las subidas de impuestos que vienen

El notable incremento de ingresos fiscales que ha experimentado el estado español en los últimos seis meses ha supuesto un balón de oxígeno para nuestra economía pero no parece que vaya a ser suficiente. El objetivo ahora es tranquilizar a los mercados y reducir el déficit, para lo que el Gobierno socialista se plantea una nueva subida de impuestos.

La figura fiscal que más números tiene para ser retocada es el impuesto de sociedades. Concretamente, en los próximos meses podrían liquidarse las deducciones especiales de las que se benefician las empresas más importantes del país. No en vano, la recaudación por el impuesto de sociedades es la única que no ha subido en 2010 y el Gobierno quiere mejorar esa situación.

Los impuestos a las grandes fortunas también están en todas las quinielas. Actualmente, el tramo más alto del IRPF está tributando un 43% y se baraja la posibilidad de que pueda incrementarse al 45% o incluso al 50%.

Los impuestos especiales son generalmente susceptibles a incrementos periódicos y aunque en junio de 2009 ya sufrieron un incremento, no se descarta que se vuelva a recurrir al alcohol, al tabaco o a los hidrocarburos para aumentar la recaudación del estado.

Las previsiones más pesimistas creen que todas las recetas anteriores no serán suficientes y que podrían resucitarse impuestos desaparecidos, como es el caso del impuesto sobre el patrimonio, que Hacienda bonifica al 100% desde 2008. El impuesto de sucesiones es también susceptible de entrar en la cesta de la próxima reforma fiscal.

Imagen: mehr-geld-sparen.de

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014