Excite

Los bancos ya no se niegan a alargar el plazo de la hipoteca

La morosidad sigue al alza en España y los embargos no dejan de crecer desde que en 2008 se iniciara la crisis financiera. Aquel año las ejecuciones hipotecarias crecieron un 126% respecto al año anterior y en 2009 el crecimiento fue del 59% respecto a 2008. En lo que llevamos de año la situación no parece que vaya a mejorar, por lo que comienza a ser urgente encontrar una solución.

Y es que a ninguna de las partes les conviene mantener el ritmo actual de embargos. Evidentemente, los propietarios son los peor parados al perder su vivienda, pero los bancos tampoco ganan al canjear una deuda por inmuebles, lo que afecta a sus cuentas y liquidez. Por esa razón las soluciones extrajudiciales, como alargar el plazo de la hipoteca, son cada vez más apreciadas.

Los bancos ya no se muestran tan reacios a negociar y tanto personalmente como a través de una agencia negociadora especializada, es posible convencer a las entidades de que alargar el plazo de la hipoteca es una solución conveniente.

Eso sí, el cliente debe tener en cuenta que salvar la propiedad de su vivienda cuesta mucho dinero, ya que al alargar el plazo de una hipoteca desciende la cuota mensual pero se multiplican los ingresos que hay que pagar a lo largo del contrato hipotecario.

Por esa razón es muy recomendable agotar todas las posibilidades antes de llegar al extremo de alargar el plazo de la hipoteca. Negociar un periodo de carencia o negociar un plazo para vender la vivienda en condiciones ventajosas son opciones más interesantes para el bolsillo del cliente y menos perjudiciales que un embargo para cualquier entidad.

Imagen: Muffet en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017