Excite

Los billetes de 500 euros serán historia

  • Twitter - alava2012

El señor Draghi parece que ha pasado por el aro y dará vía libre a la eliminación de los billetes de 500 euros. La razón: la lucha contra el terrorismo y el blanqueo de dinero. No es que el Banco Central Europeo (BCE) vaya a acabar con la financiación del terrorismo y las prácticas mafiosas, pero es un paso importante en esa dirección, según el propio presidente del BCE. La decisión está ya tomada y lo único que resta ahora es diseñar la estrategia para sacar el "billete morado" de la circulación.

Pero antes habrá que pasar la medida por el Consejo de Gobierno del BCE para que pueda ser votada por sus 25 miembros y, en su caso, aprobada por mayoría. Una mayoría que dependerá en gran parte de la opinión de los gobernadores de los bancos centrales de los países de la eurozona. En total sumarían 19 votos, que se añadirían a la decisión de los seis miembros del Consejo Ejecutivo. El hueso más duro de roer será el presidente del BC alemán, que se niega rotundamente a la eliminación de los billetes de 500 euros.

Jens Weidmann alega que la medida no servirá para acabar con el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, si es que es esa la razón. Pero a nadie parece importarle la opinión del presidente del Bundesbank, ya que en los corrillos del Europarlamento se habla de una posible aprobación de la medida en cuestión de semanas, aun por los costes político (por el enfado de los alemanes) e industrial (por la descentralización de la producción de papel moneda) que conllevaría una eliminación tan repentina de los billetes de 500 euros.

FOTOS: Los billetes más bonitos del mundo

Pero no es raro que los alemanes sean prácticamente los únicos que se nieguen en rotundo a deshacerse del billete de 500 euros, ya que antes de la llegada del Euro ya tenían uno de igual valor (el de 1.000 marcos). En cambio, los países interesados en acabar con la producción de billetes morados no manejaban cantidades de ese calibre concentradas en una hoja de papel. Aquí teníamos el billete de 10.000 pesetas (que daría para un billete de 50 euros y uno de 10) y nuestros vecinos franceses tenían uno equivalente a unos 80 euros.

Aunque realmente el problema es que hay más de 300.000 millones de euros dando vueltas por ahí en forma de billetes de 500, y lo peor es que una cuarta parte está fuera de la eurozona (poco más de 150 millones de billetes). Cambiar todos esos billetes conllevaría un problema de logística que se sumaría al productivo y al político si se sigue con la intención de tomar la medida en pocas semanas. Problemas y quejas que no parecen importarle a Mario Draghi, fiel defensor de lo que hasta hace poco, y durante años, se dedicó a combatir... y muchos se preguntan: ¿por qué le habrá entrado tanta prisa de repente a este hombre?

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017