Excite

Los fantasmas de la cuesta de enero

Todavía no se han acabado las fiestas navideñas y ya tenemos aquí al fantasma de la cuesta de enero. Y es que este año será especialmente duro para las familias españolas retornar a la normalidad de su economía tras los excesos de las últimas semanas del año. A la inestabilidad laboral y a las rebajas salariales se les sumará en 2011 un aumento generalizado de los precios.

Este incremento de precios, que ya se ha comenzado a sentir en el mes de diciembre, será más virulento a partir del próximo enero. La culpa la tienen la subida del precio del petróleo, que arrastra en su tendencia alcista a todos los combustibles. Así, la gasolina y el gasóleo se acercan a sus máximos históricos y no parece que vayan a dar una tregua.

Como consecuencia, se espera una subida en los precios de los taxis y también en el de los transportes públicos, como el metro y autobús. Estos servicios dependen de ayuntamientos y comunidades autónomas, que no dudarán en incrementar los precios a principios de año para aliviar sus mermadas economías.

También Renfe contribuirá a endurecer la cuesta de enero con subidas que rondarán el 4'1% para Cercanías y Medias Distancias. El impacto será algo menor en los billetes de AVE de media distancia (3'1%) y de larga distancia (2'3%).

Igualmente, los alquileres subirán una media de un 2'3% y las hipotecas también se encarecerán notablemente. El cuadro, cada vez más oscuro, se completará con subidas en las bombonas del butano (que ya han subido casi un 20% en apenas un año), la factura de la luz y de los alimentos (siguiendo la tendencia internacional).

Ante este panorama, lo más sensato es comenzar a pensar ya en la cuesta de enero y limitar tanto como podamos nuestros gastos de fin de año y Reyes. Porque el año que viene todo será un poco más caro, sobre todo para funcionarios, pensionistas y parados sin derecho a prestación contributiva.

Imagen: gregoryjameswalsh en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017