Excite

Los trucos de una madre para ahorrar 15000 euros al año en casa

  • Ecothriftyliving

¿Prescindirías del papel higiénico o de la pasta de dientes para ahorrar un buen montón de euros? Puede parecer una propuesta de chiste, pero no para Zoe Morrison, una ama de casa inglesa que asegura haber ahorrado 11.000 libras (algo más de 14.000 euros) en un año cambiando algunos hábitos alimentarios e higiénicos. De entrada, algunos de estos hábitos resultan un poco desagradables o excéntricos, aunque esta ecologista oriunda de Brighton intenta convencer al mundo entero desde su blog personal que no son tan alocados.

En cambio, otros cambios domésticos sí entran dentro de lo socialmente correcto. A nadie le sorprende que esta señora haya colocado paneles solares para ahorrar en la factura de la luz, alquile un par de habitaciones de la casa para conseguir un sobresueldo, consuma las verduras que ella misma planta en el jardín, congele las sobras o incluso que compre absolutamente todo a granel. Todo eso está muy bien, pero lo que no entiende mucha gente es por qué (y cómo) ha dejado de usar papel higiénico o pasta dentífrica.

Más allá de la proeza que supone ahorrar casi 1.200 euros al mes, el mensaje que nos quiere mandar Zoe es que el dinero no es imprescindible y que podemos ser autosuficientes y autónomos produciendo nuestros propios alimentos, haciendo el pan de cada día o fermentando el yogurt que nos metemos en la panza después del almuerzo. Pero, sobre todo, Zoe nos dice con su ejemplo que se puede hacer todo esto siendo respetuoso con el entorno en el que vivimos. Pero, claro, para los que vivimos en una sociedad obsesionada con el crecimiento y el consumo es una lección difícil de encajar.

FOTOS: Métodos para ahorrar dinero en las facturas de telefonía, luz, agua y gas así como ahorrar combustible

Un consumismo que, según Zoe, nos hace creer que usar ropa de segunda mano o reciclada (algo que ella hace) es de perdedores o no nos deja ver que los productos de higiene son en su mayor parte un lujo prescindible cuyos envases no son siempre ecológicos. Como el papel higiénico, un producto que suele venir envuelto en plástico y que puede ser sustituido fácilmente por agua y trapos reutilizables (previo lavado, se supone). Hasta 60 euros dice esta joven británica que llegó a ahorrar el mes que probó el uso exclusivo del bidé (ya ha vuelto al papel), ese mueble del baño tan incomprendido.

El bicarbonato es otro de sus productos estrella para deshacerse de lujos como el desodorante, la pasta de dientes o el lavavajillas. Zoe lo tiene claro: que hay que lavar los platos, bicarbonato... que le huele la sobaca, bicarbonato... que necesita lavarse los dientes, bicarbonato (aunque en su blog dice que ya ha vuelto al dentífrico). No sabemos si lo usa también cuando tiene una mala digestión, pero por lo visto lo compra en cantidades industriales, en bolsas de entre cinco y diez kilos que le cuestan unos cuantos euros y le duran varias semanas. Algunos internautas dicen que lo del bicarbonato es el colmo y que está loca, pero, como ella bien dice, su familia es feliz y respetan el medio ambiente.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017