Excite

Magdalena Álvarez cobra 11.500 euros mensuales como exvicepresidenta del BEI

  • Twitter - alfonsorojo

Magdalena Álvarez tiene una larga carrera como política dentro del PSOE, con puerta giratoria incluida. Desde el año 1994, año en que fue nombrada Consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía por Manuel Cháves, ha ido escribiendo un currículum bastante nutrido. Con los años sus puestos de responsabilidad han sido mayores, pero también su pelea con la Justicia.

Hasta 2004 pudo compaginar su labor como consejera con el puesto de diputada del Parlamento de Andalucía por Málaga. Fue en ese mismo año cuando dio el salto al panorama nacional como diputada de las Cortes y Ministra de Fomento del expresidente Zapatero. Ya en junio 2009, le dieron el empujoncito a Bruselas y se hizo con un puesto en el terreno político continental como diputada del Parlamento Europeo.

Estos esfuerzos en el mundo de la política dieron sus frutos en 2010, cuando aceptó un cargo en el Banco Europeo de Inversiones (BEI), apenas un año después de dejar el parlamento bruselense. Cuatro años estuvo de vicepresidenta del BEI la exministra socialista, y no porque ella quisiera. Es que tuvo que dimitir en verano de 2010 por 'el caso de los ERE' en Andalucía.

FOTOS: 8 casos de puertas giratorias en España

Y aquí viene la bomba. Esta señora, que no dejó su puesto por finalizar su labor sino porque está metida hasta el fondo en el choriceo más lamentable de la comunidad andaluza, recibe una pensión mensual de 11.500 euros como exmiembro del comité de dirección del BEI. Evidentemente, las críticas y la indignación no han tardado en aparecer tras conocerse el dato.

En realidad lo que está cobrando Magdalena Álvarez es una cesantía del BEI, es decir, una paga que el organismo da a los cargos directivos cuando dimiten o cesan voluntariamente. Esta paga, que se percibe por un total de tres años, es totalmente legal y se calcula en función del salario percibido. Habría que ver cuánto estaba cobrando para recibir esta pensión... pues un sueldo base de 23.000 euros brutos al mes.

Vamos, que por estar imputada en uno de los casos de corrupción más gordos de España y tener que dimitir de una de las organizaciones más altas de Europa te dan la mitad de tu sueldo en concepto de cesantía. Bueno, si crees que 11.500 euros no son para tanto, calcula lo que cobrará de finiquito por cuatro años trabajados: 415.000 euros. Se ve que esta vez la señora Álvarez ha preferido estar "doblá" antes que "partía".

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017