Excite

Medidas anti-crisis para no parecerse a Portugal

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se presenta hoy en Bruselas con un pack de medidas anti-crisis especialmente diseñadas para ganar credibilidad. Y es que después de la debacle de los socialistas portugueses, la comunidad europea ya da por descontada la necesidad de efectuar un rescate financiero a Portugal.

La duda ahora es saber cuál es el estado de salud del paciente español. Spain is not Portugal, parecen repetir los representantes políticos de nuestro país, con la intención de hacerle ver a los inversores la gran distancia que separa a la economía española de la maltrecha economía lusa. Pero, ¿es realmente tan grande esa distancia?.

Si echamos una ojeada a las medidas anti-crisis adoptadas por ambos países en los últimos meses podemos concluir que la situación no ha sido sencilla para ninguno de los dos. De hecho, los ajustes han sido más duros en Portugal, donde la falta de apoyos políticos ha acabado con el primer ministro José Sócrates.

En nuestro país, las medidas anti-crisis también han tenido un efecto limitado. La reforma laboral se ha quedado corta y la reforma del sistema financiero todavía no ha llegado a culminarse. Los ajustes económicos sí han dado una tregua al Gobierno y, sobre todo, el estallido de la burbuja inmobiliaria ya se ha comenzado a digerir.

No es por tanto en las medidas anti-crisis donde se encuentran las diferencias entre España y Portugal. La brecha que separa a ambos países tiene raíces más profundas que afectan a la propia estructura económica. El gran problema luso es la falta de vigor de su economía, que este año decrecerá un 1%. Ese estancamiento provoca dudas en la solvencia futura de Portugal y eso es lo que condena a nuestros vecinos.

En nuestro país la situación es algo mejor, aunque tampoco es para tirar cohetes. La competitividad ha mejorado en los últimos años y el menor nivel de endeudamiento público permite albergar esperanzas de una recuperación económica a medio plazo. Esperanzas que dependerán en parte de la habilidad de nuestros políticos para convencer a Europa de que España no es Portugal.

Imagen: anthony040 en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017