Excite

Menos deducciones y nuevos tramos en el IRPF de 2011

Si algo no tendrá este año que comienza son alegrías fiscales. El Gobierno ya anunció en el curso pasado una serie de reformas en los impuestos para atenuar las consecuencias de la crisis y aumentar la recaudación. Muchas de esas medidas entran en vigor este año con el IRPF 2011.

La más impactante es la desaparición del cheque-bebé, la deducción por nacimiento o adopción que en su día fue una de las grandes bazas del ejecutivo socialista. Esta ayuda de 2.500 euros dejó de ser aplicable el día 1 de enero, por lo que las nuevas madres deberán hacer un esfuerzo extra para criar a sus hijos.

Comprar una vivienda también será algo más caro con el IRPF de 2011. En concreto, aquellas rentas superiores a 24.170 euros pierden su derecho a la deducción por vivienda habitual. Esta medida supondrá una inyección de unos 200 millones de euros para las arcas públicas.

Algo más, unos 300 millones, es lo que el Gobierno espera arañar con la reforma de los tramos impositivos del IRPF. El Ministerio de Economía ha fijado dos nuevos tramos para gravar a las rentas más altas. Así, las rentas de entre 120.000 y 175.000 euros tendrán que hacer frente a un tipo del 44%, mientras que las renta superiores pagarán un 45%.

Las medidas implantadas en el IRPF 2011 también afectan a las SICAV, sociedades de inversión que pierden parte de sus beneficios fiscales. Nuevas presiones sobre las stock options y sobre los bonos de los ejecutivos completan el arsenal de nuevas cargas sobre las rentas altas.

Finalmente, otra de las novedades del IRPF de 2011 afecta a los arrendamientos de bienes inmuebles destinados a vivienda. Para ellos, la reducción aplicable al rendimiento neto del capital inmobiliario se eleva del 50 al 60%. Además, a efectos de aplicar la reducción del 100%, se reduce la edad del arrendatario de 35 a 30 años.

Imagen: kelaa91 en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017