Excite

Mohamed Islam y Damir Tulemaganbetov, de inversores millonarios a adolescentes otra vez

  • Twitter

Parecía la personificación del sueño americano, un muchacho todavía en el instituto que consigue hacerse con una fortuna de 72 millones de dólares invirtiendo en el mercado de valores. La noticia ha corrido por todo el mundo, pero ya se sabe que la mentira tiene las patas cortas.

En la entrevista que publica hoy el New York Observer, Mohamed Islam y Damir Tulemaganbetov, compañeros en el elitista Stuyvesant High School, confiesan toda la verdad: todas las operaciones de bolsa eran simuladas, por lo que en realidad no han ganado ni un céntimo.

Lo que empezó como un simple rumor pasó a ser una noticia impactante cuando se publicó en el New York Magazine el pasado día 14. Dos compañeros de instituto, de apenas 17 años, habían conseguido una verdadera fortuna en bolsa, invitaban a sus amigos a caviar, eran propietarios de apartamentos en el centro de Nueva York y se paseaban en coches de lujo.

Pero la burbuja se desinfló con rapidez. Unas mínimas comprobaciones por parte de otros medios llevaron a la conclusión de que todo era mentira, y así lo confiesan hoy los dos adolescentes. En realidad, ambos pertenecen a un club de inversiones del instituto, en el que los alumnos realizan operaciones simuladas y aprenden el funcionamiento del mercado de valores. Orgullosos por que sus inversiones simuladas estaban dando buenos resultados, empezó a correr el rumor entre los compañeros de que el dinero era real. Un amigo del padre de Islam se hizo eco, envió una reportera del medio en que trabaja y entonces todo se descontroló.

Fotogalería: Grandes fracasos de las grandes empresas

Las consecuencias: los muchachos explican que sus respectivos padres, gente humilde, están muy enfadados con ellos por mentir, que incluso los han echado de casa y no les dirigen la palabra. Piden perdón a su familia, a sus compañeros de clase y a todo el mundo en general. Sin embargo, queda en el aire la pregunta: partiendo de 100 000 dólares, que ya es mucho dinero para un adolescente, e invirtiéndolos en bolsa durante tres años, obtener 72 millones de dólares representa un beneficio de casi el 800%. ¿Por qué no detectó la improbabilidad de estos datos la primera reportera? La polémica está servida.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019