Excite

Mutuo bancario, un contrato de crédito

Entre los tipos de contrato de préstamo que pueden establecerse entre una entidad bancaria y un cliente se pueden citar el comodato o préstamo de uso y el mutuo bancario o préstamo de consumo. El mutuo bancario es por tanto un contrato de crédito por el que se transfiere una cantidad de dinero al cliente. El cliente tendrá que devolverlo en un plazo acordado pagando además una remuneración acordada.

Mutuo bancario o contrato de préstamo de consumo

La distinción entre los contratos de préstamo en mutuo y comodato se remonta a la legislación romana. Así, se entendía por mutuo un contrato real por el que se regula la entrega de cualquier cosa fungible, incluido dinero, de manera que quien la recibe se compromete a restituir la misma cantidad de igual género el día pactado.

En muchos lugares se considera que un mutuo bancario es un préstamo de consumo. Pero según la definición de mutuo, no viene a ser lo mismo. De hecho, nos resultará imposible encontrar alguna entidad que se conforme con la devolución de la misma cantidad en el tiempo estipulado. No se estaría hablando de un mutuo sino de un crédito, es decir que además de devolver la cantidad de dinero habrá que abonar una cantidad al prestamista, los intereses.

La legislación que regula estos créditos en España es la Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo, modificada recientemente. Es importante tener en cuenta la información imprescindible que debe constar por escrito en un contrato de crédito personal. No debería faltar nunca:

  • El importe total que la entidad -prestamista- va a conceder al cliente -prestatario-.
  • La tasa anual equivalente TAE.
  • La periocidad de los pagos.

Consejos sobre créditos al consumo

Si se está pensando en pedir un crédito al consumo o mutuo bancario, como a veces encontramos, lo aconsejable es acudir a nuestro banco y caja y negociar con él tipo de interés, los gastos de tramitación. Después es conveniente acudir a otras entidades para ver cuáles son sus ofertas. Así podemos comparar e intentar renegociar con nuestra entidad otras condiciones más favorables. Si nos denegaran el préstamo, se puede acudir a otras entidades de préstamo personal teniendo en cuenta que sus intereses y gastos suelen ser más elevados.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017