Excite

Descubre los diferentes productos de plazo fijo del BBVA

En estos momentos hay que mirar donde invertir correctamente los ahorros, y pensar en modelos de ahorro que no supongan un riesgo muy elevado. Aunque tengamos que reducir el nivel de rendimiento, los depósitos a plazo fijo del BBVA podrían ser una interesante alternativa frente a los bandazos que están sufriendo las bolsas mundiales.

Depósitos BBVA en oficina

Como toda la banca tradicional, las sucursales del banco tienen una extensa oferta para que encontremos la opción más adecuada a nuestras necesidades de inversión.

Los depósitos a plazo fijo del BBVA tienen plazos de vencimiento desde un mes hasta dos años y con ingreso de los capitales en cuenta al vencimiento.

El Depósito BBVA11 tiene un vencimiento de 11 meses y un interés fijo de 3,20%, que es muy interesante. El dinero permanecerá inmovilizado durante ese periodo de tiempo, y se puede contratar a partir de 3.000 euros. No es renovable, así que se ha de volver a contratar al vencimiento, si se quiere continuar.

Otra opción es el Depósito Creciente 2,5-3,5, que, a diferencia del anterior, incrementa en un punto el interés recibido a partir del primer año. Tiene una duración de dos años, y durante el primero recibiremos el 2,5%, mientras que durante el segundo sube hasta el 3,5%.

Como en el caso anterior, se necesita un capital a partir de 3.000 euros para poder contratarlo, y tiene un límite de 500.000 euros.

Son productos que precisan unas cantidades algo elevadas, pero que, en contraprestación, ofrecen unos intereses más altos que otros productos que necesitan menos capital para contratar.

Depósitos a plazo fijo on line

La oferta del BBVA va más allá de la que ofrece en sus oficinas. Internet es un lugar donde encontrar otros productos, exclusivos para este canal de comercialización.

Estos depósitos tienen condiciones especiales, y permiten operar desde casa, si se tiene ya una cuenta abierta en la entidad.

Desde 1.000 euros, se puede contratar un depósito desde la página web de BBVA, con intereses que van desde el 1,25 % con el vencimiento a un mes.

Este se incrementa progresivamente a medida que aumenta el vencimiento. Así, ofrecen un 1,35% a los tres meses, 1,50% para los seis meses y 1,75% a un año.

A diferencia de los productos que hemos visto antes, estos tienen unos intereses más bajos. Por contra, se requiere mucho menos dinero para invertir en ellos.

Aunque ambos servicios, en oficina y a través de internet ofrecen la misma seguridad, es importante tener en cuenta que los servicios contratados on-line se contratan con menos capital.

No está de más saberlo y tenerlo en cuenta a la hora de ir a contratarlo. Si disponemos de más de 3.000 euros, nos interesan más los productos que nos ofrecen más interés.

Si por el contrario, la cantidad a ahorrar es inferior a esa cantidad, debemos acudir a los que nos permitan depositar esa cantidad, pero con una rentabilidad muy inferior.

Un lugar seguro para el dinero

A diferencia de otros productos, mucho más arriesgados, los depósitos a plazo fijo del BBVA permiten tener los ahorros controlados, aunque el rendimiento que producen sea menor. En épocas de crisis, donde hay cambios continuos en todos los productos financieros, esta opción nos permite asegurar que el dinero que invertimos está seguro y no surgirán desagradables sorpresas cuando toque recuperarlo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017