Excite

¿Por qué Amancio Ortega es tan rico?

Si paras a cualquiera por la calle y le pides que te defina a Amancio Ortega en dos palabras, seguramente te dirán Zara y millonario. Y es que este leonés casi octogenario, además de ser el fundador del grupo textil más importante del país, es el hombre más rico de España, de Europa e incluso lo ha llegado a ser del mundo. Ser más rico que Bill Gates sí que es una proeza financiera, aunque solo lo seas por un día; pero rondar el cuarto puesto de forma constante tampoco es poca cosa, ¿verdad?

    Getty Images

Es tan rico Amancio que se puede permitir la compra de edificos enteros, y no hablamos de cualquier tipo de bien inmueble. El señor Ortega se ha dedicado últimamente a comprar edificios históricos y emblemáticos en las zonas más céntricas y exclusivas de Milán, Nueva York y Londres. Compras millonarias, como los 320 millones de euros que le costó el conocido Almack House londinense, un edificio sito en plena King Street, o los 133 millones de euros que soltó por el Haughwout, en el corazón de Manhattan.

Emprendedor meticuloso y un imán para el éxito

Si te preguntas cómo es posible que este caballero pueda permitirse estos gastos, tienes que fijarte en la rentabilidad que le saca a todo lo que hace. Por ejemplo, el mítico Haughwout neoyorquino le costó a Inditex más de cien millones de euros, pero es que en menos de un año ya lo estaba amortizando. Ese es uno de sus secretos para atraer el éxito y la riqueza, que todo lo que hace es rentable. Además, es un emprendedor centrado en su trabajo, poco amigo de la pompa de los medios y obsesionado con la perfección.

FOTOS: Amancio Ortega, dueño de Zara e Inditex y hombre más rico de Europa, sus mejores imágenes

Alejado de toda distracción ajena al trabajo, Amancio ha hecho de su actividad empresarial el centro de su vida, creando de la nada y en apenas cuatro décadas un imperio textil con un peso internacional indiscutible levantado a pulso por decenas de miles de empleados. Dicho así, parece normal que Inditex y Zara sean nombres que suenan en medio mundo; pero si encima te enteras de que el señor Ortega vivió de cerca la pobreza durante la posguerra, te quedas ojiplático. Está claro que además de un emprendedor inteligente, la determinación por salir de la miseria siempre ayuda a llegar a la cima.

Buen ojo para las inversiones

El otro lado de la fortuna de Amancio es su estrategia para invertir y diversificar sus activos. De nuevo podríamos remontarnos a su infancia para encontrar el origen de su gusto por la diversificación, ya que por lo visto era un niño que, azuzado por la necesidad, servía para todo y se las ingeniaba para encajar en cualquier tarea. Al igual que a su hija, parece irle bien apostar por fondos de inversión, con poca relación con el mercado español. Como hemos visto, Amancio prefiere dejarse los cuartos fuera de España, sobre todo en bienes inmuebles para poder expandirse.

¿Ya está, es así de fácil convertirse en el hombre más rico de España y Europa? Algunos dirán que sí, que solo hay que ser un gestor y un emprendedor de campeonato, pero otros dirán que la carrera meteórica de Amancio Ortega no es tan brillante como se presenta en los medios de comunicación. Muchos acusan al señor Ortega de haber llegado a la cima del éxito empresarial a costa de la pseudo-esclavitud laboral que se vive en los países donde se fabrican sus productos. Aunque no hay pruebas sólidas que alejen estas afirmaciones más allá de la leyenda urbana, lo cierto es que algo no encaja en la estampa neoliberal del 'sueño americano' a la española que representa Amancio.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017