Excite

¿Por qué los futbolistas tienen tantos problemas con Hacienda?

  • Getty Images

Pocas horas después de recibir el Balón de Bronce, Neymar se prepara para declarar el próximo mes de febrero ante la Audiencia Nacional por fraude a la Hacienda Pública. Pero el delantero culé no es la única estrella del fútbol español que está en el punto de mira de Hacienda por estafar supuestamente al fisco; Mascherano, compañero de equipo del brasileño, y Xabi Alonso, ex-centrocampista merengue, están siendo investigados desde el pasado año.

No hay que olvidar a Messi, al que vimos desfilar a las puertas del juzgado de Gavà por haber defraudado más de cuatro millones de euros, echándole el muerto a su padre alegando que desconocía su situación fiscal ya que esos asuntos los llevaba él, tal y como le dijo al juez: "si lo dice mi papá firmo con los ojos cerrados". Se conoce que Messi no sabe que hay padres que anteponen sus intereses a las obligaciones tributarias.

Uno de esos padres es el de Neymar, que ahora amenaza con llevarse a su hijo a Brasil si "no dan tranquilidad a sus empresas". Pero, qué han hecho estos futbolistas (o sus representantes legales) para terminar haciendo pucheros delante de un juez. Por mucho que digan los imputados, la intención de evadir impuestos es clara cuando se defrauda haciendo uso de redes de sociedades para emitir facturas falsas derivadas de los ingresos por derechos de imagen y publicidad.

Aunque los jugadores se hagan los longuis por norma general ante las acusaciones, está claro que quieren pagar menos dinero por todos esos ingresos procedentes de sus derechos de imagen usando artimañas fiscales. Cuando Neymar, Messi o Casillas desvían todos esos euros ilegalmente a través de sociedades, son conscientes de lo que pasa, y lo saben. Pero por qué querrían evadir impuestos estos mozos del balompié, si están forrados.

FOTOS: ¿Qué famosos están en la lista de morosos de Hacienda?

Pues por eso mismo, porque cobrar más significa pagar más impuestos; a no ser que tengas la cara dura de contratar a un asesor fiscal que te diseñe una contabilidad digna del 'caso Bárcenas'. Bueno, algunos no necesitan ni gastarse el dinero en asesores, ya tienen a sus padres para que les ahorren sus millones de euros. Ahora en serio, lo mismo es que Hacienda se pasa llevándose a las arcas del Estado el dinero que estos pobres futbolistas se ganan con el sudor de su frente (el que suda).

Los futbolistas españoles que doblan el sueldo mínimo estipulado en el BOE pagan a Hacienda aproximadamente la mitad de los ingresos procedentes de sus contratos con los clubes. Pero, cuidado, que si el sueldo percibido también incluye los ingresos percibidos por derechos de imagen, éstos pueden tributarse al 28% (por el Impuesto de Sociedades) siempre que dichos beneficios supongan el 15% de los ingresos totales. Por ejemplo, si un hipotético futbolista de élite cobra 30 millones de euros y 3 de esos millones son por derechos de imagen o publicidad, podría tributarlos al 28%.

Los problemas, y la picaresca, llegan cuando estas estrellas declaran como renta empresarial (que tributan al 28%) la renta laboral (al 47%), es decir la que perciben por su actividad en el campo. Está claro que pagar una cuarta parte no es lo mismo que la mitad, y cuando ganas millones de euros la diferencia es mayor. Esto ocurre solo en el mundo del deporte de élite, pero ¿qué haríamos el resto de los mortales si parte de nuestro sueldo nos lo dieran por nuestra cara bonita, y pudiéramos pagar menos impuestos por nuestros derechos de imagen?

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018