Excite

¿Por qué no llego a fin de mes y Messi gana 20 millones al año?

Según la Unión Internacional de Abogados (UIA), la industria deportiva mueve cada año el equivalente al 1% del PIB mundial, es decir, unos 700.000 millones de dólares. Pero solo 80.000 millones proceden de la venta directa de entradas o de los contratos de emisión de los partidos; el resto, aproximadamente 620.000 millones de dólares, proviene en gran parte de los derechos de imagen y la venta de productos deportivos, mercancías y equipamiento.

    Getty Images

El negocio de las marcas

Las gallinas de los huevos de oro del negocio del fútbol son las marcas comerciales, que utilizan a los clubes y demás actores de la industria del deporte para reforzar su influencia y potenciar su presencia en los medios. Esto ha provocado la mercantilización del deporte rey, pervirtiendo sus pilares fundamentales y desatando los ya famosos casos de corrupción de la FIFA, tal y como recordó Llewellyn en el "59 congreso de la UIA" en Valencia.

Lo que está claro es que son las marcas las que generan las ingentes cantidades de dinero que rodean la práctica del fútbol profesional, y es tal su influencia que se puede llegar a pagar más por una camiseta o unas zapatillas que por una entrada para ver un partido. El fútbol, como deporte de masas, se ha convertido en un negocio muy lucrativo más amigo de los mercados financieros que de las regulaciones económicas.

Los sueldos de los futbolistas

Aunque no todo está en manos de los mercados y las marcas. En lo concerniente a los sueldos es el Estado, mediante la publicación pertinente en el BOE, el que determina el sueldo mínimo que debe percibir un futbolista en función de la categoría. Frente a los sueldos de la Tercera División, cuya media mínima se encuentra en 1.500/2.000 euros mensuales, un futbolista de Primera y Segunda División cobra por ley hasta 14 veces el Salario Mínimo Interprofesional, es decir, unos 130.000 euros anuales.

Pero ese es el mínimo estipulado; para el máximo no hay condiciones legales. Prueba de ellos son las nóminas anuales de los futbolistas mejor pagados de la liga española, como son la de Cristiano Ronaldo con 17 millones de euros netos o la de Leo Messi con 20 millones de euros.

FOTOS: Los diez futbolistas más caros de 2015

Las desigualdades en España

Mientras algunos futbolistas de la liga española disfrutan de sueldos millonarios, el sueldo medio de las familias españolas ha bajado hasta los 26.000 euros anuales y el 29,2% de la población se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social (tres puntos más que hace cinco años), según los resultados de la Encuesta de Condiciones de Vida llevada a cabo por el Instituto Nacional de Estadística desde el año 2013 . De hecho, España se sitúa por detrás de Letonia en el segundo puesto de la lista de países más desiguales de la eurozona, tal y como indica el último informe de Oxfam Intermón.

La ONG señala el sistema fiscal español como uno de los agentes que están perpetuando y acentuando estas diferencias socioeconómicas en España, donde "el 1% más rico de la población acapara más riqueza que el 70% más pobre" según los datos ofrecidos por Oxfam Intermón. Su recomendación, un cambio en las políticas para controlar las prácticas neoliberales, redistribuir la riqueza y no permitir los sueldos astronómicos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017