Excite

¿Por qué sube la luz en España?

El hecho de que los españoles soportemos un coste de kilovatio/hora que ocupa el tercer lugar en el ranking de la Unión Europea (rebasando en un 27% el coste medio de los Estados miembros), hace irremediable reflexionar en torno a la pregunta de por qué sube la luz en una progresión ascendente que nadie parece poder detener.

La coartada del déficit de tarifa

El coste de la electricidad atiende a un desglose que, por un lado, revela un segmento que el Gobierno regula para sufragar la distribución, los incentivos a las energías renovables y la amortización del déficit de tarifa, y por otro un tramo libre donde se repercute el verdadero coste de generación de la electricidad. Es en el primero de esos segmentos donde encontramos la respuesta a la pregunta de por qué sube la luz, un segmento especialmente hinchado por el ingente monto de subvenciones que han tenido como beneficiarias las producciones ecológicas (eólica, fotovoltaica y termosolar).

¿Qué ha pasado en los últimos años?

Por otro lado, durante los años del auge económico las compañías del sector quedaron hipotecadas por unas inversiones completamente sobredimensionadas en forma de centrales de ciclo combinado y redes de distribución que sobrepasaban con creces la demanda eléctrica, y que en la actualidad suponen un oneroso lastre que sirve de coartada para plantear el déficit de tarifa como excusa para elevar impunemente la factura eléctrica.

Ese déficit es explicado groso modo por UNESA, patronal del sector, como un diferencial negativo entre los ingresos por el suministro eléctrico y el coste del binomio producción/distribución. En la práctica, estas últimas están en manos de un oligopolio.

Solo un tercio del monto facturado es el precio real de la luz

Los españoles tenemos la obligación de asumir una deuda con el conjunto de las compañías de la luz que asciende a la escalofriante cifra de 30 000 millones de euros. Casi dos tercios de la cuantía abonada en el recibo de la luz es imputable a impuestos y los denominados peajes de acceso, epígrafe bajo el cual encuentran su acomodo las subvenciones a las energías renovables, el sobrecoste del mantenimiento de la explotación de los yacimientos de carbón, el transporte y distribución de la energía y un pack del 3,7% del segmento sometido a regulación gubernamental donde entra, entre otras cuestiones, el déficit de tarifa.

Tan solo algo más de un tercio, equivalente al tramo libre, se corresponde con el verdadero precio de la luz que es objeto trimestralmente de una subasta para su fijación.

Un sistema que genera dudas

Un análisis riguroso de los motivos de por qué sube la luz, o al menos de por qué lo hace de forma tan agresiva arroja como conclusión que uno de los principales motivos para ello es tapar una deuda acumulada durante mucho tiempo por las compañías que suministran la electricidad en España.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018