Excite

Préstamos entre particulares en España

Hablaremos en este artículo de una tendencia que cada vez gana más fuerza, los préstamos entre particulares, en España esta práctica se está extendiendo cada vez más y resulta conveniente aclarar en qué consisten este tipo de operaciones financieras. Estos préstamos pueden oscilar entre 300 y 100 000 euros, además siempre han existido aunque no hay una ley que los regule.

    r2hox - Flickr

Como llevar a cabo estos préstamos

Tanto si eres el interesado en recibirlo, como si eres el prestamista, te interesará saber cómo funcionan los préstamos entre particulares en España. En primer lugar indicaremos que estos préstamos surgen de la necesidad por parte de particulares de obtener un crédito que no ha podido ser conseguido en entidades financieras o bancarias, debido a falta de liquidez o a la existencia de deudas con otras entidades. Normalmente se presenta como requisito indispensable el aval a través de una vivienda libre de cargas hipotecarias.

Tipos de préstamos

De entre las diversas formas en las que se realizan este tipo de transacciones, podemos destacar dos como las más extendidas y habituales. Por un lado está el préstamo de tipo mercado, en el que los prestamistas compiten entre sí mediante sus tasas de interés o la cantidad a prestar. Además los prestatarios también compiten ofreciendo factores como la fiabilidad o el fin para el que quieren el dinero.

La otra forma más extendida, en cuanto a préstamos entre particulares se refiere, es la de tipo familia y amigos, en estos casos, al haber un grado de conocimiento entre los interesados las condiciones pueden ser más favorables para el prestatario y lo único que se hace es concretar bien las condiciones.

Recomendaciones en los préstamos

En cualquier caso, ya seas prestamista o prestatario, te vendrá bien saber las instrucciones necesarias para realizar este tipo de operaciones asumiendo el menor riesgo posible. Recordaremos que en nuestro país aún no hay ninguna ley que regule este tipo de préstamos y es muy recomendable documentar y registrar el préstamo, ya sea a través de un notario o de un contrato privado que especifique las condiciones.

También es necesario llevar la formalización de la operación a la Agencia Tributaria, de manera que queden registradas las condiciones, así como la existencia de intereses con el fin de tributar el IRPF. Por estos motivos resulta conveniente evitar a prestamistas no regulados que puedan acarrear cláusulas abusivas sobre nuestro crédito. Para controlar estas operaciones existen varios portales en internet que regulan estos préstamos asegurándolos y regulándolos por lo que recomendamos la visita a estas páginas web con el fin de recabar más información.

Una posible solución

Si bien lo más conveniente es solicitar crédito a entidades bancarias o financieras, estos préstamos entre particulares en España están ayudando a muchas familias y pequeños empresarios que necesitan inyecciones de capital. En tiempos en los que el crédito a las familias no hace más que caer, y en los que las entidades de crédito solicitan requisitos de concesión muy elevados, estos créditos entre particulares pueden suponer un alivio y una solución rápida para muchos. Además en muchos casos estos créditos tienen tipos de intereses menores que los bancos, son más rápidos en la concesión y además son más flexibles, con lo que llegado el caso pueden ser una buena solución para interesados.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017