Excite

¿Puede un billete arrugado devolverte la autoestima?

  • Getty Images

La crisis económica nos ha dejado a todos un poco tocados. Seguro que tienes algún familiar o amigo que está pasando una mala racha, o incluso tú sientes que todo va fatal. Es a todos ellos, los que no llegan a fin de mes, los que no encuentran trabajo o simplemente tienen la autoestima por los suelos, a los que va dirigida la parábola del 'billete arrugado', una historia nacida de la crisis con un mensaje esperanzador para los que no consiguen levantar cabeza.

El relato es simple. En algunas versiones lo protagoniza una profesora, en otras es un conferenciante, pero en la mayoría son un par de amigos que se encuentran en un bar. En lo que coinciden todas las versiones de esta peculiar historia motivadora es en la metáfora del valor de un billete, que por muy arrugado que esté sigue conservando su valor.

La versión de historia que se ha hecho viral sitúa a Pablo y Laura, dos amigos que están tomando café en un local. Pablo, que se ha quedado sin trabajo y apenas consigue llegar a fin de mes, le cuenta a su amiga que no puede más y que piensa que no vale para nada. Ella, consciente del pésimo ánimo de su amigo, saca un billete de 100 euros del bolsillo y le dice: "¿Quieres el billete?". Pablo, sorprendido, no se lo piensa y le dice que por supuesto.

FOTOS: 10 razones por las que no encuentras trabajo

Y aquí es donde empieza la lección magistral. Laura arruga el billete hasta hacer un bola y le dice que si todavía lo quiere. "No entiendo nada, pero claro que quiero el billete, ¿quién no querría 100 euros?". Pero Laura no se lo da; lo que hace es tirarlo al suelo, pisotearlo y mostrárselo a su amigo. Con el billete medio roto, sucio y totalmente arrugado le vuelve a preguntar: "¿De verdad que quieres este billete?".

Pablo, algo mosqueado ya, le dice que sí, claro que sí, que por mucho que lo arrugue, lo pise o lo ensucie no va a rechazar 100 euros. A lo que su amiga le responde: "¿Ves?, aunque haya arrugado, pisoteado y ensuciado este billete sigue teniendo valor; al igual que tú, que por mucho que la vida te pise, te arrugue o te ponga las cosas al revés sigues conservando tu valor".

La moraleja tiene un fuerza demoledora. No importa lo mal que te vaya, tú sigues teniendo valor y todo lo que haces y dices cuenta por mucha crisis que haya. Así que cuando la autoestima te llegue a la altura del betún, y sientas que no vales nada, acuérdate del billete de Laura y ten seguro que tus habilidades y tus conocimientos siguen ahí. Lo importante es creer en ti mismo, reponerte, tener claro lo que vales y seguir adelante para alcanzar tus objetivos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017